+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La guardia civil buscaba drogas

Incautadas a un pacense dos tallas de marfil que podrían ser del XVII y XVIII

 

Las tallas encontradas por la Guardia Civil. -

EFE
22/01/2018

Agentes pertenecientes al Núcleo de Reserva de la Guardia Civil de Zaragoza se han incautado de dos tallas de marfil que podrían datar de los siglos XVII y XVIII durante la inspección de un vehículo conducido por un vecino de Badajoz de 36 años en una carretera próxima a la capital aragonesa.

Según ha informado hoy el Instituto Armado, los agentes localizaron las tallas el día 18, a las 23.00 horas, mientras cuando llevaban a cabo un punto de verificación fiscal.

Durante la inspección del vehículo en prevención del transporte de sustancias prohibidas, tenencia de armas y otros objetos, los agentes encontraron en la guantera intermedia, situada entre los asientos del piloto y acompañante, un paquete que contenía una pequeña talla de marfil que pudiera representar un niño recostado.

En el maletero hallaron una bolsa de plástico, de las utilizadas en los supermercados, con otra talla de marfil que, en este caso, representaba una Virgen.

Este tipo de piezas deben ir acompañadas por los correspondientes certificados expedidos por la Autoridad CITES o por certificado de antigüedad de la Federación Española de Anticuarios, y dado que el ocupante del vehículo no podía aportar esta documentación, los agentes se incautaron de las dos tallas.

Las gestiones llevadas a cabo posteriormente pudieron determinar que se trataría de imaginería religiosa de los siglos XVII y XVIII, aproximadamente: una talla del niño Jesús durmiendo, de 12 centímetros de altura y probablemente perteneciente a la escuela indo-portuguesa, y otra de la Virgen orando de unos 50 centímetros de alto, que podrían pertenecer a la escuela hispano-filipina.

La Guardia Civil denunció por estos hechos al conductor y único ocupante del vehículo, un hombre de 36 años y vecino de Badajoz.