+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

OPERACIÓN DE LA GUARDIA CIVIL EN extremadura Y ALICANTE

Investigan a siete empresarios extremeños por la venta ilegal de 7.500 palés

Se encontraron en Badajoz, Cáceres, Mérida, Almendralejo e Higuera la Real. Están valorados en 75.000 € y pertenecen a compañías de Francia y Australia

 

Los palés intercentados por la Guardia Civil. - GUARDIA CIVIL

REDACCIÓN
09/03/2018

La Guardia Civil ha instruido diligencias a siete empresarios extremeños por supuesta comercialización ilegal de palés, dentro de una operación desarrollada en las provincias de Badajoz, Cáceres y Alicante. Los implicados están acusados de delitos de apropiación indebida, receptación y comercialización ilegal por la venta fraudulenta de 7.500 palés de madera para mercancías valorados en unos 75.000 euros.

Según informó ayer en nota de prensa el Instituto Armado, la operación se inició después de que varias empresas internacionales, en concreto de Francia y Australia, denunciaran la sustración de tarimas de madera destinadas al transporte y traslado de mercancías. Tras comercializar los palés, estos no regresaban a sus domicilios fiscales, lo que originó «cuantiosas pérdidas económicas» a estas compañías internacionales.

Ante los citados hechos, el Área Fiscal y Fronteras del Puesto de la Guardia Civil de Badajoz, con la colaboración del Equipo ROCA de Ibi (Alicante), que ya investigaba hechos similares esta provincia, iniciaron una investigación en la que obtuvieron suficientes inicidios para sospechar que gran parte de los palés presuntamente sustraídos pudieran encontrarse en diferentes empresas comerciales de Badajoz y Caceres dedicadas a la compraventa de estas tarimas de madera.

TERCERAS PERSONAS / En concreto, los palés sustraidos se encontraron en Badajoz, Almendralejo, Mérida, Higuera la Real y Cáceres, donde presuntamente se receptaban. Después, los empresarios implicados se apropiaban indebidamente de estos para su posterior comercialización ilegal con terceras personas o empresas.

Así, durante en el transcurso de «laboriosas inspecciones», los agentes de la Guardia Civil localizaron, a través de las características y señas identificativas en la madera, miles de los palés denunciados. En total se localizaron y recuperaron 7.500 palés valorados en unos 75.000 euros, un material que la Guardia Civil precintó e inmovilizó en las empresas relacionadas con las acciones delictivas.

Las diligencias instruidas fueron remitidas a los juzgados de instrucción correspondientes.