+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

AFIRMA LLEVAR 4 AÑOS SUFRIENDO ATENTADOS CONTRA SU CASA Y SU COCHE. LOS ULTIMOS SUPERAN LOS 3.000.

La ecologista Paca Blanco cede ante el acoso

La activista pone en venta su vivienda y dejará El Gordo tras sufrir ataques.

 

Blanco, en un acto contra el almacén nuclear en 2010. - Foto:J. M. RUBIO

EFEEFE 15/01/2011

La coordinadora regional de Ecologistas en Acción de Extremadura, Paca Blanco, ha puesto a la venta su casa de El Gordo tras no poder aguantar lo que considera "una campaña de acoso y derribo" que comenzó en 2007. Ecologistas en Acción del Campo Arañuelo recuerda en un comunicado que ese acoso comenzó hace cuatro años, cuando fueron arrojados varios cócteles molotov a su vivienda, y ha proseguido en el tiempo hasta recrudecerse la pasada Navidad.

En las pasadas fiestas, la veterana ecologista ha sufrido desperfectos en su casa y su vehículo por valor de más de 3.000 euros, según Ecologistas en Acción. También añade que Blanco vio cómo le reventaban su buzón, cómo arrojaban a la fachada de su casa huevos y naranjas, cómo le causaban desperfectos en su vehículo y cómo causaban daños en cortinas y plantas, lo que, según los ecologistas, le ha obligado a tomar la decisión de poner en venta su casa y abandonar el pueblo.

Ecologistas en Acción denuncia una supuesta campaña de acoso y derribo, si bien asegura: "No sabemos aún, es muy difícil de saber, quién o, mejor dicho, quiénes andan detrás".

El grupo conservacionista lamenta "la pasividad y tolerancia de las fuerzas del orden y del alcalde de El Gordo", localidad en la que Blanco se ha opuesto frontalmente a la construcción del proyecto de ocio Marina Isla de Valdecañas, catalogado por la Junta de Extremadura como Proyecto de Interés Regional. Blanco se ha sumado también en los últimos años a otras dos causas ecologistas de relieve, como la campaña contra el almacén nuclear en Albalá y el movimiento contra la refinería.