+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PIORNAL, PRIMER MUNICIPIO DE ESPAÑA EN TENER LA APLICACIÓN

Más de 230 pueblos extremeños utilizan una app para comunicarse con sus vecinos

Otros consistorios optan por las redes sociales

 

Imagen de la aplicación 'Bandomovil'. - Miguel González

CELIA GÁLVEZ

CÁCERES
22/03/2019

La idea de mantener conectados a los ayuntamientos españoles con sus vecinos le surgió al segoviano Miguel González, que lanzó al mercado la app ‘Bandomóvil’. La sorpresa fue que el primer consistorio de España que se puso en contacto con la empresa para llevar a cabo la aplicación móvil fue Piornal. 

Lo cierto es que, de toda la vida, los alcaldes hacían públicos los escritos de los consistorios a los ciudadanos de la localidad a viva voz. Esta era la vía oficial de comunicación y se llamaba bando.  En pleno siglo XXI los bandos ya no son eso, ahora se envían a través de los smarthphones.

Desde que comenzó a funcionar la app en 2014 a día de hoy, se han registrado 234 ayuntamientos de Extremadura, la comunidad con más clientes de esta empresa, según ha asegurado González.

La entidad se encarga de personalizar las aplicaciones para los pueblos, dependiendo de lo que cada uno quiera ofrecer a sus vecinos:  Desde del envío de mensajes a los ciudadanos hasta la  interacción de los usuarios con el consistorio.

El servicio está totalmente financiado por la institución local, que paga una cuota anual por el mantenimiento de la app. “El coste es asequible y depende de los habitantes del municipio”, ha apuntado González. Cuentan con tarifas para pueblos que tienen menos de 500 habitantes, que son 80 euros, hasta para más de 50.000. No obstante, la descarga es totalmente gratuita.

El funcionamiento es sencillo e intuitivo, destinado a todos los públicos. Debido a que en los pueblos, generalmente, suele haber más población de mayores, siempre han apostado porque fuera fácil de manejar. Hasta ahora han realizado mejoras, actualizaciones y han incluido nuevos servicios, pero lo que tienen claro es que no van a variar la simplicidad de su uso, ha concluido el fundador de la entidad.

Los primeros de España en tener 'Bandomovil'

En Piornal, hace ya cinco años que comenzó a funcionar esta aplicación por primera vez en toda España. El alcalde, Ernesto Agudíez, tenía la inquietud de encontrar una forma de contactar con los vecinos que fuera fiable, eficaz y económica. Recuerda que estaba navegando por internet y se topó con ella: “No sé cómo pero encontré Bandomóvil”.  Como se ajustaba a lo que Agudíez buscaba, se puso en contacto con el fundador, Miguel González, y en pocos meses los vecinos ya la tenían descargada en sus teléfonos.

Ahora, 2.061 personas han descargado la app, más que habitantes hay en el municipio. Es el medio de comunicación que ha conseguido sustituir a los altavoces que tenían por el pueblo para emitir los bandos, ha contado Agudíez. Y es que se ha convertido en su canal informativo “para todo”. Anuncian desde notificaciones institucionales hasta “cuando a alguien se le pierden las llaves”, ha apostillado.

“De 750 habitantes utilizan la app 1.364”

En Valencia del Mombuey casi duplican los usuarios activos en la aplicación con los habitantes. “De los 750 censados en el municipio, la utilizan 1.364”, ha señalado el alcalde Manuel Naharro. Llevan cuatro años con este sistema de comunicación y desde el comienzo “tuvo una gran acogida”.

Para los mayores, primero impartieron un curso formativo “donde les enseñamos a utilizar correctamente la aplicación”, ha apuntado.

Desde entonces “ya nadie lee los papeles en los tablones de anuncio”, puesto que desde el consistorio envían la actualidad a sus teléfonos. Ahora están continuamente en contacto con los ciudadanos, “cualquier propuesta, incidencia o lo que quieran contarnos pueden hacerlo sin acudir al ayuntamiento”.

Además, es el propio Naharro el que envía y contesta los mensajes.

“Enviamos cinco o seis notificaciones a la semana”

En el municipio cacereño de Albalá llevan tres años con esta aplicación y “están muy contentos”. A través de ella envían notificaciones a los vecinos; es únicamente informativa. Hay más de 500 usuarios conectados, lo que indica que ha tenido una buena acogida, han asegurado desde el ayuntamiento. No obstante, los mayores siguen acudiendo a los tablones de anuncio o al “boca a boca de siempre”.

El consistorio mantiene activa la comunicación a través de este medio y ofrece entre cinco o seis informaciones a la semana dependiendo de los eventos del municipio

“Si algún vecino quiere poner un anuncio en la app, lo publicamos ”

En Montánchez también hay más usuarios que habitantes. 2.181 ciudadanos se han descargado en sus  smartphones este servicio que lleva utilizándose más de tres años en el pueblo. La eligieron por ser efectiva y sencilla, ha explicado María José Franco, la alcaldesa.

A través de la aplicación suelen informar de “todo lo que pasa en el pueblo”. Cortes de calles, eventos lúdicos y culturales, cualquier noticia relevante para mantener a los vecinos al tanto, ha apuntado. El servicio es meramente informativo, no es interactivo ni tiene retroalimentación por parte de los ciudadanos. Aunque, si por ejemplo, algún vecino quiere poner un anuncio a través de este medio, “lo publicamos”, ha contado la alcaldesa.

“Si hay una farola que no funciona los vecinos nos avisan”

El Ayuntamiento de Casar de Cáceres utiliza hasta ahora otra app con el mismo uso que ‘Bandomóvil’, aunque en pocas semanas contarán con esta. Se trata del último cliente de la empresa, según el creador  de la misma.

El alcalde del municipio cacereño, Rafael Pacheco, ha asegurado que los ciudadanos enseguida avisan si no reciben notificaciones. “Cuando no se actualizan las noticias, los vecinos las reclaman”.

Actualmente, tienen 910 dispositivos conectados a la aplicación, pero alguna vez les ha dado fallos, por ello cambiarán la que utilizan por ‘Bandomóvil’.

Desde hace tres años, envían cualquier información que sea actualidad en el municipio y también reciben propuestas y quejas de los vecinos. “Hay una farola que no funciona; en esta calle no hay luz; una papelera se ha caído…”, ha contado Pacheco. Una vez reciben el mensaje, el ayuntamiento intenta remediar el problema o llevar a cabo la propuesta.

Las redes sociales, otra forma de comunicación en los pueblos extremeños

La comunicación con los ciudadanos no solo se efectúa a través de la aplicación, sino algunas localidades optan por las redes sociales.  Dos ejemplos son Alcántara y Torreorgaz, pueblos de la provincia cacereña.

Alcántara apuesta por Facebook

El Ayuntamiento de Alcántara ha elegido Facebook para comunicarse con sus ciudadanos. A través de la página oficial del consistorio publican toda la información importante. Este perfil cuenta con más de 1.000 seguidores y cuando ellos lo creen oportuno envían mensajes, ya sean quejas, propuestas o informaciones. El equipo de gobierno los recibe y, aunque no acostumbran a contestar a todos, sí que los tienen en cuenta, han asegurado desde el ayuntamiento.

A parte de esta plataforma utilizan el envío de mensajes de texto a los teléfonos móviles, pero desde que utilizan la red social, “apenas lo hacen”, han apuntado.

Instagram, WhatsApp, Facebook y Twitter desde el Ayuntamiento de Torreorgaz

Desde hace ocho años esta localidad tiene activa una página del ayuntamiento en Facebook, que cuenta con más de 2.500 seguidores. En este tiempo también han abierto un perfil en Twitter e Instagram y han habilitado un número de WhatsApp únicamente para consultas de los ciudadanos. Además de la página web oficial que “está siempre actualizada”, según ha contado José Luis Chanclón, el alcalde de Torreorgaz. El mismo que hace de community manager (gestionar redes sociales).

El alcalde ha asegurado que es el encargado de publicar en las tres plataformas el contenido y de contestar a los mensajes que reciben en el WhatsApp del consistorio. Publicaciones, en su mayoría, institucionales. Aunque según ha relatado Chanclón, últimamente el Facebook se ha convertido en una oficina de objetos perdidos. “Hoy mismo, tengo unas llaves perdidas de las que voy a subir una foto para que acudan a buscarlas”, ha desvelado.

 El ayuntamiento ha elegido las redes sociales “por su inmediatez” y ahí los vecinos se mantienen informados de todo lo que sucede en el pueblo, así como los mismos ciudadanos envían sugerencias y quejas.