+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

presentación de candidatos populares

Monago invita a rebelarse contra quienes quieren «prohibir la caza y la pesca»

Mira a la despoblación como uno de los retos principales de la región

 

Monago con el candidato a la alcaldía de Santa Amalia, ayer. - EL PERIÓDICO

REDACCIÓN MÉRIDA
31/03/2019

El líder del PP, José Antonio Monago, ha invitado a «rebelarse y «ser valientes» para defender las costumbres y modos de vida de Extremadura que «algunos» quieren prohibirnos. «No se puede sembrar tabaco porque mata; no se pueden tener centrales nucleares porque algunos dicen que son malas; no se puede cazar porque es malo; no se puede pescar, porque es malo; y no se puede ir a los toros, porque es malo», dijo Monago la noche del pasado viernes en el acto de presentación del candidato del PP a la alcaldía de Talayuela, Roberto Baños.

Según Monango, «los listos que acaban de llegar» no saben a qué nos dedicamos en esta tierra y apuntó que «los malos son ellos, que no saben lo que es Extremadura». «Que dejen ya de prohibirnos», señaló el líder del PP, para quien «a la primera especie que hay que proteger es a las personas». «Lo digo alto y claro, entre el pájaro y la persona, yo elijo que se quede la persona, porque nuestro problema es la despoblación. Extremadura se debate entre ser viable y no serlo como consecuencia de la pérdida de población», afirmó Monago.

El líder de los populares defendió esta misma idea en otro acto celebrado ayer en Santa Amalia junto al candidato popular a la alcaldía de este municipio, José Manuel Villarino. Monago defendió que si no se es consciente de que la despoblación es el principal problema de la región, «Extremadura no tendrá solución». En la localidad de las Vegas Altas, el popular también reiteró que si gana las elecciones, creará una Consejería de Ganadería y Agricultura «para acompañar los esfuerzos del campo», ya que a él lo que le preocupan son «las cosas de comer», no que los extremeños «tengan pistola», en referencia a la propuesta de Vox.