+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Las especialidades que más demora acumulan para las operaciones son oftalmología, traumatología y dermatología

Los pacientes en lista de espera bajan un 12,20% en 2017 y ascienden a 130.412

La actividad quirúrgica se incrementa casi un 3% en todos los centros hospitalarios de la región. Vergeles indica que el 11,59% supera los plazos establecidos en la ley de tiempos de respuesta

 

Doctores realizando una intervención quirúrgica en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz. - S. GARCÍA

Balance positivo para la sanidad extremeña. Las listas de espera sanitaria han bajado un 12,20% en el segundo semestre de 2017, lo que se traduce en 18.121 ciudadanos menos esperando para ser atendidos por el Servicio Extremeño de Salud (SES) en comparación con el mismo periodo de 2016. El número de pacientes pendientes de recibir atención alcanzaba los 130.412 al cierre del pasado año y de ellos, el 11,59% se encontraban fuera de garantías, es decir, superaban los tiempos de espera máxima contemplados en la ley de tiempos de respuesta sanitaria. El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, destacó ayer que tras este «nuevo semestre» de descenso, el número de pacientes que esperan para ser atendidos ha bajado en 60.000 en lo que va de legislatura. A su juicio, cuando «se está pendiente, preocupado y ocupado» de las listas de espera, «se consiguen estos resultados» sin que sean necesarios «planes de choque».

Los pacientes que estaban pendientes de operación al cierre del año sumaban 21.862, un 4,56% menos que en el periodo anterior, mientras que 73.817 (-6,26%) esperaban para consultas externas. En las pruebas diagnósticas, los 34.733 pacientes en espera representan un 25,91% menos que en 2016. Vergeles justificó el descenso en la espera quirúrgica por el aumento de la actividad en los quirófanos en casi un 3%, con una demora media de 145 días, que baja a 133 si se elimina el «factor de confusión» que supone la cirugía plástica, la única especialidad donde se producen esperas prolongadas. Los pacientes fuera de garantías, que esperan más de 180 días para ser intervenidos, suben un 2,5% por el «incremento» de las listas de espera en el servicio de referencia regional de Cirugía Plástica y en las del Hospital de Plasencia, que no cuenta con quirófanos suficientes al estar en obras. Las especialidades con más espera son Oftalmología, Traumatología y Cirugía General y Aparato Digestivo.

En consultas externas había 73.817 pacientes esperando al cierre de 2017, con una reducción del 6,26% respecto a 2016. La demora para Oftalmología es la más elevada, seguida de Traumatología y Dermatología. En este caso, los pacientes que se encuentran fuera de garantía, ya que esperan más de 60 días, se han incrementado en 1.227 personas, un 3,35% más.

Las listas de espera para pruebas complementarias o terapéuticas alcanzaban los 34.733 pacientes en diciembre del pasado año, un 25,9% menos que en 2016. «Hemos conseguido que haya 12.148 pacientes menos esperando hacerse una prueba», subrayó. En este apartado, el número de pacientes fuera de garantías, que esperan más de 30 días, se ha reducido en un 31,29%. El consejero resaltó que estos datos han sido posibles gracias a un incremento en la realización de determinadas pruebas como las de resonancias magnéticas, en un 5%, o las mamografías, en un 6,4%.

Por áreas de salud, Vergeles destacó que el Área de Salud de Mérida ha reducido sus listas de espera globales un 43%, la de Don Benito-Villanueva de la Serena un 26% y la de Coria un 21%.