+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Las ventas de este año han superado los 5 millones de botellas

Los productores de cava extremeño tildan la limitación del viñedo de "golpe para la región"

 

Los productores de cava extremeño tildan la limitación del viñedo de 'golpe para la región' -

EFE
29/12/2017

Los empresarios de la localidad extremeña de Almendralejo dedicados a la producción de cava han afirmado que la limitación de crecimiento de superficie decretada por el Gobierno central es "un golpe para la región".

En el único municipio extremeño donde se puede producir cava con Denominación de Origen Protegida (DOP), y donde las ventas de este año superarán los 5 millones de botellas, la decisión ministerial ha sido recibida con "enorme tristeza".

Así lo ha expresado el empresario Marcelino Díaz, propietario de las bodegas de cava del mismo nombre y uno de los padres del cava extremeño.

Díaz, que produce cavas como la marca Puerta Palma, ha señalado que "cerrar las puertas al crecimiento de la superficie de viñedos de cava durante 2018 es un perjuicio considerable".

En su opinión, "es una pena limitarlo", puesto que "hay una demanda cada vez mayor". "Este año ha habido un considerable aumento en el mercado nacional, sumado al internacional y hay una producción de seguir embotellando todo el cava", ha agregado.

Por su parte, el gerente de las Bodegas Bonaval, las bodegas que tienen una mayor producción y que este año prevén vender casi 4 millones de botellas, David Díaz, cree que si esta limitación se mantiene en el tiempo, afectará a su producción.

Por su parte, el presidente de la Coordinadora de Empresarios de Almendralejo, Ángel Barrera, ha dicho que "es una pena grande que se nos pongan cortapisas en la producción".

El presidente de los empresarios ha abogado por una liberalización en el sector para que no se limite el crecimiento del cava extremeño.

La producción de este producto se ha incrementado cincuenta veces en poco más de una década y ha pasado de poner en el mercado apenas 100.000 botellas a tener esta campaña una previsión de ventas de más de 5 millones.

Todas las botellas que salen de las bodegas de cava de Almendralejo, logran venderse, por tanto, es un sector que aún no conoce los excedentes.

El gerente de las Bodegas Bonaval de Almendralejo, David Díaz, ha dicho que el cava extremeño está en plena expansión y su grupo, que pone en el mercado la mayor parte de la producción regional, ha crecido este año un 17 por ciento y prevé poner en el mercado casi 4 millones de botellas.

El cava extremeño, que nació en Almendralejo en 1983 de la mano de tres enólogos, Pablo Juárez, Marcelino Díaz y Aniceto Mesías, tenía hasta 2005 "una producción testimonial", que apenas superaba las 100.000 botellas en el mercado.

Pero fue ese año 2005 cuando "hubo una eclosión de conocimiento de esta zona y se descubrió el cava extremeño como cava alternativo", coincidiendo con el boicot al cava catalán que se le hizo esa Navidad por motivos políticos.

Más de una década después, David Díaz no quiere hablar de ese asunto y defiende que su empresa se ha hecho un hueco en el mercado con un producto de calidad y a un precio competitivo, al margen de las cuestiones políticas.

"Nos sirvió como un fenómeno para darnos a conocer, pero hoy dudo que nos aceptaran con un producto que no fuera de calidad y a cualquier precio", razona.

Con unas ventas que casi se igualan en porcentaje entre el mercado nacional y el internacional, bodegas Bonaval presume de vender su cava en lineales de todas las comunidades autónomas españolas, además de llegar a países como Francia, Estados Unidos, Rusia o Japón, entre otros muchos.

Por eso, lo que les preocupa ahora es poder atender la demanda de sus clientes, una cartera que ya abrió el Grupo López Morenas, al que pertenecen, con productos como el vino de mesa, el mosto y los zumos y que ha aprovechado para llevar este vino espumoso a medio mundo.

No ocurre lo mismo que con las otras tres bodegas que producen cava extremeño en Almendralejo, Vía de la Plata, Romale y Puerta Palma, para los que el cava se ha convertido en un buque insignia que a menudo les abre puertas para dar a conocer sus otros vinos.

Marcelino Díaz considera que la decisión ministerial "perjudica a Extremadura", porque sólo hay un término municipal certificado, con pocas hectáreas y un mercado en crecimiento.

Temas relacionados