+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Reacciones a los datos del paro en Extremadura

 

EFE
03/01/2019

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha advertido hoy de que no se debe "cantar victoria" por el descenso del desempleo en 2018 en 9.842 personas y ha pedido que "nadie toque las palmas porque hay mucha gente sin empleo y pasándolo mal". Además, ha asegurado que la mejora del empleo es su "responsabilidad" y que no va a caer en la "autocomplacencia".

Por su parte, el secretario general de Empleo, Javier Luna, ha destacado cada mes del año pasado 820 personas han salido de media de las listas de desempleo.

La bajada del paro registrado ha sido constante y se ha reflejado en todos los colectivos, especialmente entre los parados de larga duración, los menores de 30 años y los mayores de 45 años, según Luna.

Ha achacado el descenso, sobre todo, a la mejora de las medidas puestas en marcha por la Junta de Extremadura y de la economía regional, y al esfuerzo del tejido productivo.

El pasado año se ha incrementado la contratación indefinida en un 10,26 por ciento, ha señalado Luna.

Sobre la caída del desempleo en diciembre en 2.527 personas, ha subrayado que Extremadura es la tercera región con el descenso más significativo.

Ha señalado que ha tenido como protagonista a la mujer, a los menores de 30 años, a los mayores de 45 años y a los parados de larga duración.

El perfil predominante de la bajada del paro en diciembre es el de una mujer menor de 30 años, que trabaja en el sector servicios o en agricultura, y con un nivel de formación media y baja.

Luna, que también ha valorado el aumento de la afiliación a la Seguridad Social en 1.562 personas en diciembre, ha dicho que las cifras de desempleo posiciona a Extremadura en "una línea positiva para seguir manteniendo esa bajada constante". 

El PP

Por su parte, el Partido Popular ha afirmado que el descenso en el número de desempleados registrados en 2018 en Extremadura no se debe al incremento de puestos de trabajo, sino a la caída de la población como resultado de la "fuga" de personas a otros territorios.

"Evidentemente este mes bajará el paro, y el siguiente y el siguiente, y Extremadura será líder en descenso del desempleo, pero a consecuencia de la fuga de ciudadanos que ven como en la comunidad se cierran empresas", ha afirmado la portavoz de Empleo del Grupo Parlamentario Popular, María Ángeles Muñoz.

Por este motivo, según ha manifestado, las explicaciones que da la Junta de Extremadura sobre los últimos datos de paro "distan mucho de la realidad", ya que el Ejecutivo autonómico solo lleva a cabo hoy "la política de la emigración".

Una emigración provocada, a su juicio, por las "miles de empresas" cerradas desde verano hasta ahora o por los casi 590 autónomos que han debido clausurar su negocio desde que el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, "malgobierna" la comunidad.

Además, según ha destacado, en diciembre se perdieron un 12,2 por ciento de contratos en la comunidad autónoma, pese a que es tradicionalmente un buen mes para el empleo, mientras que la indefinida cayó un 44,1 por ciento.

"Si toda la gestión del PSOE y de la Junta de Extremadura es expulsar y echar a los jóvenes y mayores de 45 años de la comunidad, hay una respuesta, que se marchen del Gobierno autonómico", ha manifestado.

Por este motivo, Muñoz espera que 2019 sea "un año de cambio" en Extremadura, que vuelva a crecer, donde puedan regresar los ciudadanos que se han visto "obligados" a dejar su tierra, o donde "se acojan empresas y no se destruyan".

El PSOE

Sin embargo, el PSOE de Extremadura ha destacado que la comunidad es la segunda del país con "mejor comportamiento de la evolución de los datos de desempleo", con un descenso del 8,8 % en variación anual, y ha recalcado que hoy hay "40.000 parados menos" que en enero de 2015, al pasar de "141.000 a 101.000 desempleados".

En rueda de prensa, el portavoz socialista, Juan Antonio González, ha resaltado que el año 2018 finaliza con 9.842 personas paradas menos en Extremadura y 9.460 afiliados más a la Seguridad Social.

Ha insistido en que en enero de 2015, cuando gobernaba el Partido Popular en la región, había "141.000 desempleados", mientras que en enero de 2019, con el PSOE en el Gobierno de la Junta, hay "101.000 desempleados".

Por tanto, el análisis del PSOE extremeño de los datos de paro, desde "la humildad y a sabiendas de que todavía existen más de 100.000 desempleados", es que "la legislatura de Guillermo Fernández Vara está sirviendo para que hoy haya 40.000 parados menos".

No obstante, ha subrayado que el "gran objetivo" para 2019 es seguir "creando empleo y de más calidad", para que "los jóvenes extremeños puedan quedarse en esta región y realizar aquí su proyecto de vida".

Podemos

Podemos Extremadura considera "negativos" los datos de desempleo pues, a pesar de que disminuyen los parados, los jóvenes siguen emigrando y el mercado de trabajo extremeño sigue marcado por la "precariedad y temporalidad" de los contratos, lo que constata, a su juicio, que "las políticas de la Junta no funcionan".

El diputado de Podemos Daniel Hierro ha afirmado que se cumplen los peores "pronósticos", al confirmarse una tendencia que "se viene dando los últimos años", y a pesar de que hoy haya quien vaya a vender estos datos como "positivos".

En su opinión, la reducción de desempleados en diciembre no es significativa si se tiene en cuenta que la campaña de Navidad suele ser una importante fuente de creación de empleo en el sector Servicios y ha subrayado que los contratos temporales representan "el 97 %" del total de los contratos firmados.

Para Hierro, estos datos vienen a confirmar que las políticas de la Junta en materia de empleo, como las ayudas a la conversión o creación de contratos indefinidos, "no funcionan".

Ciudadanos

Ciudadanos Extremadura ha señalado que el descenso del paro "objetivamente es positivo", pero ha incidido en que esto ocurre con contratos "en precario y estacionales", al tiempo que ha criticado que la solución de la Junta pase por sacar "conejos de la chistera" como el complejo de ocio en Castilblanco.

La portavoz del Grupo Parlamentario de Ciudadanos, Victoria Domínguez, ha rehusado ser "autocomplaciente" con estos datos, ya que si se analizan en detalle, se observa que el empleo aumenta en el sector Servicios, asociado a la campaña de Navidad y la temporalidad, y no aumentan los contratos indefinidos.

Domínguez ha recalcado también dos datos "negativos muy importantes": el paro juvenil, que "sigue estancado", de modo que "los jóvenes extremeños van a tener que seguir saliendo fuera de Extremadura a encontrar trabajo"; y el paro femenino, en la comunidad "muy superior a la media nacional".

Para Ciudadanos, el empleo en Extremadura "se encuentra sin salida" y no hay encima de la mesa "ningún plan estructural de empleo a largo plazo" que determine las líneas básicas en las que se va a mover la economía extremeña.

En este sentido, ha criticado que lo único que haya anunciado el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, sea que "se van hacer unos casinos en Castilblanco, para preguntarse después en tono irónico si los cursos de formación serán ahora de "crupier".

UGT

UGT ha considerado positiva la habitual bajada del paro registrado en el mes de diciembre en Extremadura, debido a las contrataciones en el comercio y la hostelería a causa de las fiestas de Navidad, unos sectores en los que predomina la alta temporalidad y la precariedad.

El sindicato ha advertido de que no estarán satisfechos hasta que se logre el pleno empleo y una distribución de la renta más equitativa que garantice el progreso social y económico.

UGT ha señalado que es el cuarto año consecutivo que desciende el desempleo en estas fechas.

Frente a la caída en el sector servicios, con una bajada de 2.074, acompañado de la agricultura, que desciende en 867, y sin empleo anterior (441), en diciembre se incrementó en la construcción (742) y en la industria (113).

El sindicato se ha mostrado preocupado por la subida en la industria, aunque sea ligera, porque es el sector en el que hay que crecer para poder converger con la media nacional, dado que es el de mayor estabilidad y con unos salarios más elevados.

Respecto a la construcción, ha advertido de que se ha producido una subida considerable e incluso superior a la del año anterior en estas mismas fechas.

Por ello, ha hecho un llamamiento a la Inspección de Trabajo para que controle los habituales despidos que se producen en estas fechas.

CCOO

CCOO ha advertido de que 2018 no puede considerarse un "año positivo" para el empleo en Extremadura simplemente porque se haya reducido el número total de parados, ya que esto no se ha visto acompañado de una contratación estable, digna y con buenos salarios.

El empleo que se crea es en general de muy poca calidad, mal pagado y de fácil destrucción, como muestra que sólo el cuatro por ciento de todos los contratos realizados en 2018 fueron de carácter indefinido.

Aunque los datos globales de 2018 muestran una tendencia positiva de descenso del desempleo y de aumento de la afiliación a la Seguridad Social, se trata, a su juicio, de avances "insuficientes" para equipar a Extremadura a los niveles medios de estabilidad en el empleo y con el "agravante" de que las mujeres siguen teniendo muchas dificultades para acceder y mantenerse en el mercado laboral.

CCOO ha denunciado el problema de fraude a la Seguridad Social en la construcción, que envía a los trabajadores al desempleo en periodos de vacaciones, lo que les deja desprotegidos y con el menoscabo directo a los recursos del sistema de Seguridad Social.

Ha precisado que los meses de febrero a julio registraron bajadas consecutivas del desempleo que llevaron a situar el número de personas en paro por debajo de las 100.000 personas.

Sin embargo, los meses de agosto, septiembre y octubre registraron nuevas subidas, debido a la estacionalidad del empleo creado y volvieron a superarse los niveles previos al verano.

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España