+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

...y en Cáceres

«Se protestaba por la universidad y también contra el régimen»

 

Estudiantes en una concentración en febrero de 1973 en Cáceres. - EL PERIÓDICO

10/03/2019

La universidad se reivindicó en toda la región, aunque no de forma conjunta sino más bien con las dos grandes ciudades, Badajoz y Cáceres (y junto a ellas sus provincias) de espaldas, en un contexto aún preautonómico. Para entonces, eso sí, ya funcionaba lo que se considera el ‘germen’ de la UEx: la Facultad de Ciencias en Badajoz (dependía de la Universidad de Sevilla), donde se podía cursar el ‘selectivo de ciencias’, primer año de las carreras de matemáticas, física y química; y en Cáceres estaban el Colegio Universitario de Filosofía y Letras y la Escuela Universitaria del Profesorado de EGB, adscrito a la Universidad de Salamanca.

«En esos dos centros y en el instituto El Broncense comenzó a gestarse la movilización en Cáceres», menciona José Andrés Mendo, vicepresidente primero de la Asamblea de Extremadura y entonces un estudiante de COU que participó de forma activa en las movilizaciones por la universidad y principalmente en la de febrero de 1973. «Reivindicábamos la universidad, pero también era una protesta contra el régimen», recuerda de la movilización social de la época.

Eran los últimos coletazos del caciquismo y la burguesía de la época había alimentado tradicionalmente que las dos provincias vivieran de espaldas. «En eso la universidad no fue una excepción. La burguesía provinciana la quería, pero cada una en su territorio para aumentar su poder. Así que al final el mal menor, aunque no lo ideal, fue que se dividiera el campus entre Cáceres y Badajoz», recuerda Mendo. Y los jóvenes compartían con ellos ese interés por la universidad, pero en su caso con un trasfondo más reivindicativo: «queríamos la universidad, pero asociado a la consecución de otros derechos, como la libertad de expresión o el derecho a participar en la vida política del país», apunta Santiago Lindo, que también participó de forma activa en la movilización de estudiantes en Cáceres, desde las primeras protestas en el año 1970, a las que desde 1972 lograron ya forzar a las autoridades a alcanzar un acuerdo.

«Recuerdo que en la primera manifestación, me impresionó ver a los antidisturbios en Cáceres. Aunque no hubo problemas ni en esa manifestación ni en las demás, porque éramos conscientes del momento, y porque había cierta tolerancia de las autoridades locales del régimen con estas protestas», dice Lindo.

Interés común

En dos años se produjeron al menos tres concentraciones en Cáceres para exigir la universidad y de ellas la más multitudinaria fue la del 23 de febrero de 1973 que, según las crónicas de la época, reunió a unos 3.000 jóvenes por el centro de la ciudad y llegó hasta la sede de la diputación, donde un pleno acababa de aprobar elevar a Madrid la petición de crear una universidad en Extremadura.

La protesta, se habían convocado en asambleas en Magisterio, y en El Brocense se difundió la convocatoria entre los alumnos a través de los delegados de los grupos y con el apoyo de algunos profesores, «los más jóvenes, que tenían una actitud más abierta y que incluso en su etapa universitaria ya habían participado en movilizaciones», recuerda Mendo.

Pero tras los jóvenes, estaban también otros dirigentes, incluso del régimen, empresarios y profesores de las escuelas universitarias, «que por distintos motivos reclamaban la universidad», recuerda también Luciano Fernández, exdiputado del PSOE que vivió la agitación social que acompañó al desembarco de la UEx en la región. R. C.

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España