+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La situación de la red ferroviaria regional

Los trenes no podrán circular por la nueva vía hasta el año que viene

Fomento insiste en que este 2019 acabará la obra de la línea Badajoz-Plasencia, pero no se abrirá. Entrará en uso en 2020 y entonces el trayecto hasta Madrid se reducirá en casi una hora

 

Un tren llega a la estación de ferrocarril de Cáceres. - FRANCIS VILLEGAS

Una dosis más de paciencia para los usuarios del tren regional. Habrá que esperar otro año más para que Extremadura tenga un tren de altas prestaciones que acorte tiempos y distancias y que evite los incidentes. Hasta 2020 no entrará en servicio la nueva vía Badajoz-Plasencia, ahora en obras. Desde el Ministerio de Fomento insisten en que los trabajos estarán acabados a lo largo de este 2019 (ya no se habla del verano, como se llegó a prometer en alguna ocasión), pero no será hasta el año que viene cuando el nuevo corredor esté oficialmente en funcionamiento.

Todos los tramos están ya adjudicados y más de un 85% terminados, pero posteriormente se han de llevar a cabo diversas acciones, tal y como explican desde Fomento: «Se debe realizar el plan de pruebas de circulación y señalización, completar la formación de maquinistas, finalizar el proceso de evaluación de riesgos y tramitar la autorización de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria». Todo ello implica que hasta 2020 (no concretan si será a principio, a mitad o a final) los usuarios no empezarán a notar las mejoras del servicio, a pesar de que lo reanunciado y reprometido es que sería este 2019 la fecha clave para la mejora de calidad en la red ferroviaria.

A 180 KILÓMETROS POR HORA / Aunque también destacan desde Fomento que, una vez que se abra la nueva línea, «por primera vez después de años de espera circularán trenes de altas prestaciones con el protocolo ERTMS (las siglas corresponden al sistema europeo de gestión del tráfico ferroviario)». ¿Qué significa? Que los convoys entre Badajoz y Plasencia podrá circular a una velocidad máxima de hasta 180 kilómetros por hora y que en el trayecto completo Madrid-Cáceres-Mérida-Badajoz el ahorro de tiempo será de casi una hora.

Las obras de mejora se centran en el tramo Badajoz-Plasencia, o lo que es lo mismo, la primera fase de la Línea de Alta Velocidad (LAV) Madrid-Extremadura. La segunda, el trayecto que recorre Plasencia-Talayuela, podría estar acabado en 2023 (aún quedan partes por licitar). Pero la tercera, Madrid-Oropesa (Talayuela), aún se encuentra en el punto de redacción del estudio informativo. Y no hay fechas concretas.

Pero lo cierto es que para poder hablar de tren de altas prestaciones en la línea Madrid-Extremadura es necesario que estas tres fases estén acabadas y en funcionamiento. Mientras tanto, será un proyecto a medias que, además, hay que seguir mirando a largo plazo: los últimos Presupuestos Generales del Estado sitúan el final en 2026.

Temas relacionados
 
   
12 Comentarios
02

Por miskael 10:03 - 10.06.2019

je je je, los extremeños se quejan y yo pregunto ¿Qué esperáis después de 36 años de gobiernos socialistas? , aun seguid votándolos y seguid siendo la región menos avanzada de Europa. sarna con gusto no pica, votad socialismo y continuad disfrutándolo, asi os va

01

Por luisl 9:44 - 10.06.2019

Pero eso que dice el titular ya se sabía, no es nuevo. Las últimas declaraciones oficiales del ministro eran esas, intentar acabar toda la plataforma dentro de este año, y en el primer semestre de 2020 realizar pruebas para poder circular, a la vez que en ese semestre empezaban los trabajos de electrificaciòn. No sé si el tren podrá circular en modo 'altas prestaciones' antes del verano de 2020, y lo que hay que exigir en paralelo es la aceleración de trabajos entre Extremadura (Talayuela) y Madrid. Espero que una vez que por electoralismo PP y Podemos abandonaron el Pacto por el Ferrocarril, ahora, que han perdido las elecciones, vuelvan a él para hacer todos fuerza.