+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

UN MAESTRO ARTESANO NATURAL DE MONESTERIO

La última guitarra de Paco de Lucía

Algunos de los instrumentos utilizados por el maestro en su último disco fueron construidos por el lutier extremeño Antonio Morales. Sus guitarras son especialmente cotizadas en países como Alemania o Suecia

 

Antonio Morales con Paco de Lucía, en su casa de Mallorca el verano del pasado año. - Foto:GABRIELA CANSECO

RAFAEL MOLINA
10/08/2014

Nunca se imaginó el lutier extremeño, afincado en Mallorca, Antonio Morales Nogués, que de sus manos saldría la última guitarra que Paco de Lucía utilizó para grabar su obra póstuma. Quedará para la historia el nombre de Tony Morales, impreso junto al de los guitarreros Hermanos Conde, Lester Devoe y Pepe Romero, en el cuadernillo interior de la carátula del disco que el maestro gaditano dedicó a la copla.

El tipo de música que Paco de Lucía quiso hacer como homenaje a la canción andaluza, --por cuya grabación transitan las magníficas voces de Estrella Morente, Parrita y Oscar de León--, y el repertorio elegido con títulos tan copleros como Te he de querer mientras viva, Señorita o María de la O , hacían necesario cuidar al máximo cada uno de los instrumentos elegidos por el artista para la reinvención de parte de nuestro cancionero más popular. Es aquí donde adquiere un papel relevante el prestigioso lutier Antonio Morales, amigo personal de Paco de Lucía, a quien encarga la delicada labor de puesta a punto de una réplica de una guitarra Marcelo Barbero del año 1954, (foto de portada del disco), que Morales había fabricado años atrás para Paco, así como la restauración de un laúd árabe o un buzuki griego.

La amistad

Gracias a un amigo común Morales conoce a Paco de Lucía, que pasaba largas temporadas en su casa de Mallorca. Solían quedar los sábados a las 12 del mediodía para hablar de guitarras y compartir un café, o un chato de vino; --foto que acompaña este artículo, realizada por la Gabriela Canseco, esposa de Paco de Lucía, el verano pasado--. El maestro se interesa por las Guitarras Morales y desde entonces pasan a formar parte de los instrumentos habituales del artista en grabaciones y conciertos. En más de una ocasión Paco sugirió a Morales citar al artista como referente difusor de las magníficas guitarras salidas de su taller. Antonio prefirió "no explotar" comercialmente su relación de "amistad franca", ya que lo verdaderamente importante era "compartir el afecto mutuo" que se profesaban.

La última conversación entre Paco y Morales fue precisamente la noche anterior al fallecimiento del maestro en Méjico. Esta vez la tertulia no fue en el jardín de su casa de Mallorca, donde el guitarrista construyó el estudio de grabación del que salió su postrera Canción Andaluza .

Esa noche, recuerda Morales, "hablamos por wasapp"; mensajes de texto, que transcurridos cinco meses desde aquella fatídica madrugada, Morales conserva y guarda con cariño, como el último testimonio de amistad a quien consideraba como un "hermano mayor".

Morales

Antonio Morales Nogués nació en Monesterio en julio de 1965. A los 15 años emigra con su familia a Palma de Mallorca. Su afición en el arte de construir con madera le viene desde niño, pues desde muy pequeño ya trabajaba la ebanistería. Su interés por la guitarra le pone en contacto con George Moore Bowden, un prestigioso guitarrero residente den Mallorca, que lo acepta como alumno en su taller. Tras la muerte de su maestro, Antonio se convierte en su sucesor y continuador de la escuela de Bowden, de quien hereda todas sus maderas, planos, máquinas, y sobre todo conocimientos.

Acreditado lutier, de sus manos han salido instrumentos muy cotizados por concertistas internacionales. El pasado año visitaron su taller artistas de once países distintos. Sus guitarras son especialmente cotizadas en Alemania y Suecia. Incorporándose al impulso de las nuevas tecnologías, Morales trabaja actualmente en un interesante proyecto denominado Home Study , que curiosamente inició con Paco de Lucía y en que también participa Alejandro Sanz. El proyecto consiste en la incorporación de un pequeño estudio de grabación a la guitarra, que incorpora todos los palos del flamenco. "Paco quería este artilugio en una guitarra fabricada por mí". Su muerte aparcó durante unos meses este proyecto, en el que ahora el guitarrero de Monesterio ha vuelto a involucrarse.