+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

investigación

Estudio sobre medicamentos

 

Imágenes al microscopio de diferentes especies parasitarias de caprino de raza Verata. -

Imágenes al microscopio de diferentes especies parasitarias de caprino de raza Verata. -

14/11/2019

Actualmente la cabra Retinta junto con la Verata participan en conjunto en un proyecto con el nombre de ‘Control y uso racional de medicamentos den las razas caprinas autóctonas extremeñas’. María Jesús Rodríguez explica que se han centrado especialmente en la reducción de antiparasitarios porque los primeros resultados arrojan que los animales no tienen tantos parásitos como se creía. “Hemos evitado que se utilicen medicamentos antiparasitarios que antes se empleaban por rutina”, comenta.

El estudio es fruto de la colaboración de ambas razas con el Sexpe y el Departamento de Parasitología de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Extremadura.

“Este breve trabajo ha aportado la información necesaria para conocer en qué condiciones sanitarias se encontraban los animales de las distintas ganaderías, en cuanto a cargas parasitarias se refiere. Así como asesorar a cada ganadero y concienciarlos sobre el uso responsable de los antiparasitarios, dándoles ciertas nociones básicas para prevenir que en sus explotaciones existan resistencias a estos medicamentos. De este modo, se ha conseguido uno de los primeros objetivos marcados al inicio de proyecto, como es evitar el abuso de medicamentos en animales de producción y el uso racional de antiparasitarios en cada explotación dependiendo de sus características de alimentación y zona geográfica”, explican.

Por su parte, Aníbal Sánchez, veterinario de la Asociación Extremeña de Criadores de Caprino de Raza Verata (Acriver), añade que todavía con estos estudios se está en una fase muy inicial. Asegura que no hay muchos medicamentos específicos para el caprino y que ha habido mucho abuso de ellos.

“Hemos analizado ganaderías que estábamos desparasitando habitualmente y, aún así, tenían una carga importante. El siguiente paso era buscar qué tratamientos alternativos y comerciales hay. Hemos visto que hay ganaderías que han evolucionado muy bien porque la carga parasitaria también va asociada al terreno. Tenemos localizados animales con GPS y estamos analizando los alimentos que comen en cada zona y por qué. Un problema fundamental en todo esto es el económico. Somos una asociación de criadores y no un centro de investigación. La dotación presupuestaria la conseguimos porque salió una ayuda para un técnico y el resto de cosas las ha sufragado Accre con fondos propios, que en principio están destinados a la crianza de animales en pureza y la mejora genética. Nos da mucha pena tener que criar animales sin una sólida base sanitaria. Además, actualmente los costes de producción están por encima de la rentabilidad de las explotaciones”, explica Aníbal Sánchez.