+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La región concentra más de la mitad de la superficie de frutales dañada por pedrisco

En lo que va de año se han declarado siniestros en 8.701,1 hectáreas, sobre todo en cultivos de ciruela y melocotón de la provincia de Badajoz

 

La región concentra más de la mitad de la superficie de frutales dañada por pedrisco -

REDACCIÓN

CÁCERES
13/06/2019

El campo extremeño ha sido, con diferencia, el más afectado por los siniestros de pedrisco en frutales que se han producido en lo que va de año en España. De acuerdo al ‘Informe sobre la siniestralidad del ejercicio 2019’, elaborado por Agroseguro y que recoge datos hasta el 31 de mayo pasado, en total se han recibido declaraciones por pedrisco para un total de 15.955 hectáreas, de las que Extremadura ha concentrado un 54%, con 8.701,1 hectáreas. Especial incidencia han tenido las granizadas en la provincia de Badajoz, donde han afectado a 6.759,3 hectáreas, por encima de Murcia, donde las declaraciones de siniestro han sumado 5.304 hectáreas. Cáceres es la tercera provincia española con una mayor superficie castigada por este fenómeno meteorológico, con 1.941,7.

En Extremadura, por tipo de frutal, melocotón y ciruela han sido los que han representado la mayor proporción de terreno afectado. En el primer caso, los daños se han declarado en 4.185,4 hectáreas (3.200,5 de ellas en la provincia de Badajoz), mientras que en el segundo han sido 4.040,3 (3.187,8 en territorio pacense). En el caso del albaricoque, se han dado a conocer incidencias en algo más de 366 hectáreas, por 109,3 cultivadas con perales.

«Llama la atención que estos fenómenos se producen cada vez en fechas más tempranas. Desde mediados de marzo y a lo largo de los meses de abril y mayo, se han registrado distintos episodios de pedrisco, siendo los de mayor intensidad los ocurridos en Extremadura», se aclara en el informe de Agroseguro.

De esta forma, el 6 de abril, la tormenta recorrió diferentes zonas productoras, siendo las comarcas más afectadas Don Benito y Logrosán y sus colindantes Puebla de Alcocer y Trujillo. También se produjeron siniestros, aunque en menor medida, en las comarcas de Mérida y Badajoz. Posteriormente, los días 18 y 23 de ese mismo mes golpearon nuevas tormentas «que ampliaron y agravaron los daños», se indica.

Tal y como explica la sociedad aseguradora, los efectos causados por el pedrisco sobre las producciones «son muy claros, ya que los impactos, tanto en frutos como en brotes productivos, provocan normalmente la destrucción de estos». En este sentido, se añade, a diferencia de la helada, «la valoración del pedrisco se realiza a nivel de parcela (con la excepción del módulo 1) y, además, más de un 90% de la contratación asegurada lo está en la modalidad de calidad alta, por lo que los daños suelen ser muy intensos».

Ya ha concluido la inspección inmediata, y en estos momentos se están realizando las tasaciones definitivas de las variedades más precoces, continuando a partir de ahora en función de la fecha prevista de recolección. «Se aprecian daños intensos, que se traducen en una previsión de indemnización de 54,7 millones de euros», se agrega. Dos comunidades concentran el 90% de las indemnizaciones contempladas: Extremadura, con 27,7 millones de euros; y Murcia, con 21,4 millones.

SEQUÍA EN CEREALES Y PASTOS / El informe de Agroseguro también aborda la incidencia que está teniendo la falta de precipitaciones en los cultivos de cereales y en los pastos. En este punto, se subraya que la escasez de las precipitaciones, en especial durante la primavera, ha provocado daños en los cultivos cerealistas que han sido más acusados en algunas comarcas de Castilla y León.

Con los datos que maneja actualmente Agroseguro, la superficie siniestrada total por sequía se sitúa en el entorno de las 700.000 hectáreas, con una previsión de compensaciones de cerca de 90 millones de euros.

Extremadura es una de las regiones para las que la tasación de la sequía ya había comenzado antes de finalizar el quinto mes del año, junto a Andalucía y Cataluña, y estaba previsto que se fuera extendiendo «en los próximos días» a Castilla-La Mancha, Castilla y León —la principal región productora, donde la fecha prevista para dar inicio a estos trabajos era el pasado lunes—, Aragón y Navarra.

Los pastos también han acusado la falta de lluvias. «Con los datos que nos ofrecen los satélites a la fecha, podemos estimar una indemnización de 13,3 millones de euros», se apostilla.