+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

POLÉMICA FOTOGRAFÍA

Cameron propone subastar el 'selfie' con Obama y Thorning-Schmidt

El primer ministro británico trata de convencer a la jefa del Gobierno danés para que no borre la famosa foto a tres bandas realizada en el funeral de Mandela

 

El 'selfie' de Cameron, Thorning-Schmidt y Obama en el funeral de Mandela. - Foto: ROBERTO SCHMIDT

EL PERIÓDICO
17/12/2013

El primer ministro británico, David Cameron, está tratando de convencer a la jefa del Gobierno de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt, para que el autorretrato a tres bandas que se hicieron junto con Barack Obama durante el funeral de Nelson Mandela, en el estadio de Soweto, no acabe en la papelera de borrado de su móvil. En vez de eso, el 'premier' cree que se podría subastar el famoso 'selfie' y destinar los beneficios a alguna causa caritativa.

Una fuente cercana al mandatario ha explicado a 'The Sunday Times' que "Helle quería eliminarla pero Cameron la disuadió de ello porque podrían recaudar dinero con la imagen".

La foto en cuestión levantó polvareda en Twitter, por mostrar a tres mandatarios demasiado distendidos durante el funeral de Mandela, y por las caras de incomodidad de la esposa del presidente estadounidense, Michelle Obama, mientras se tomó la imagen.

"Pequeño momento de diversión"
Preguntada dos días después por un diario de su país sobre si revelaría públicamente el 'selfie', Thorning contestó con un "no" rotundo. Es más, fuentes de su Gobierno aclararon que incluso la presidenta pensaba en borrar la imagen, que mostraba "un pequeño momento de diversión". "Esto simplemente muestra que aunque estemos en cargos tan importantes, seguimos siendo personas comunes que también se divierten", dijo al tabloide 'Ekstra Bladet'.

La Casa Blanca no ha dicho nada respecto a la foto, pero Cameron sí que ha hablado: "En mi defensa diré que Nelson Mandela jugó un papel muy importante durante su vida e incluso en su muerte, al lograr que todos nos acercáramos con alegría". "Cuando la ministra me dijo que nos tomáramos una foto, pensé que sería muy maleducado por mi parte negarme a hacerlo", explicó.