+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ZAPATERO DE ÉLITE

Christian Louboutin: "El tacón de 12 centímetros es una forma de libertad"

El diseñador francés inaugura este viernes una exposición que muestra las historias detrás de sus creaciones y sus zapatos más icónicos

 

El diseñador francés Christian Louboutin, con una de las creaciones que se exhibirán en París. - AFP

EL PERIÓDICO
24/02/2020

Una exposición para celebrar los 30 años de la creación de la marca Christian Louboutin se inaugurará este viernes 26 de febrero y durará hasta el el 26 de julio en el Palacio de la Puerta Dorada de París.

Las creaciones de Louboutin protagonizarán esta exposición que, bajo el título de 'Christian Louboutin, exhibición(ista)' mostrará algunos de los trabajos del diseñador de los famosos zapatos de tacón de aguja con suelas brillantes lacadas de rojo carmín. Se mostrarán los puntos de referencia de su carrera, así como algunas obras de artistas contemporáneos que han reinterpretado su trabajo.

Y es que el nombre del diseñador -que lo es también de su marca- se ha vuelto mundialmente conocido asociado a un zapato hiperfemenino que arquea el pie a causa de un tacón descomunal. El diseño de estos zapatos se relaciona constantemente con la sexualidad y con un 'universo de las curvas' que define su estilo, casi siempre inseparable del tacón. El estilista, que creció con tres hermanas con la impresión de "estar rodeado de 300 mujeres", aseguró en una entrevista con la agencia France Presse que "las mujeres no quieren renunciar al tacón". Para Louboutin, "ser mujer también es disfrutar de la libertad para explotar la feminidad y, por tanto, el tacón de 12 centímetros es una forma de libertad que no pasa de moda".

Louboutin, de 57 años, no piensa en la comodidad cuando trabaja en sus diseños. "No hay zapatos con un tacón de 12 centímetros que sean cómodos, pero la gente no escoge mi marca para verse cómodos, sino para encontrar algo bonito, sensual y, sobre todo, que les guste de verdad", explica.

El creador de lujo, que se ha convertido en un icono de la moda, ha diseñado miles de zapatos y tacones aguja vertiginosa y suela roja que tanto le caracteriza y que consiguió patentar en el 2018 después de un largo juicio contra la empresa holandesa de calzado Van Haren.

El nuevo concepto 'nude'

Para Louboutin, la evolución principal del zapato que tanta fama le ha dado no se basa solo en la altura del tacón, sino también en el concepto de 'desnudo'. Por eso, su icónica colección 'nude' (desnudo), que conjunta con el tono de piel de quien los lleva, tendrá una sala exclusiva en la exhibición en el Palacio de la Puerta Dorada. Se trata de un concepto que ha cambiado con los años: hace diez años, explica el creador, la palabra 'desnudo' se asociaba con el color beige. Hoy, cuando pensamos en el concepto, nos vienen a la cabeza diferentes tonos de piel.

La colección 'nude' es considerada por el diseñador como un acto poderoso y pionero, pues al estirar la pierna las mujeres juegan con la unidad cromática de su piel y el zapato. Un zapato de tacón gigante hecho de cristal en el centro del salón presidirá la sala dedicada a esta colección, que exhibirá estos zapatos en distintos tonos.

La exposición mostrará a un Louboutin tanto conocido como desconocido en una escenografía rica y sorprendente, que estará presente desde en un teatro con un holograma de la 'stripper' Dita von Teese, hasta una 'sala fetiche' en la que los zapatos y las mujeres desnudas son mostrados como objetos de un fetiche sexual, inmortalizados en fotos de David Lynch.

La inspiración cuando era niño

El edificio de París que inspiró la obsesión del estilista Christian Louboutin con los tacones 'stiletto', el Palacio de la Puerta Dorada, será el hogar de la exposición retrospectiva de su carrera casi medio siglo después.

Cuando solo era un niño de 10 años, Christian Louboutin solía visitar las exhibiciones del Palacio de la Puerta Dorada. Recuerda haberse fijado en un cartel con un dibujo de un zapato de tacón tachado en rojo, que indicaba que estaba prohibido usar tacones en el museo para evitar deteriorar el suelo de madera.

El diseñador comenzó a dibujar debido a ese cartel, pasándose horas reproduciendo esa imagen en sus cuadernos de dibujo y, poco a poco, levantando los pilares de su carrera como diseñador. "Le debo mucho a ese dibujo", explicó a Reuters. "Lo dibujé muchas veces: cambiaba ligeramente los colores, la forma... pero siempre mantenía el mismo zapato de tacón, sin llegar a pensar que podría convertirse en mi profesión".

Empezó su carrera profesional colaborando con marcas de moda de París y realizando prácticas en Dior, hasta que en 1991 pudo crear su propia marca e inaugurar su primera tienda. Mientras trabajaba en un prototipo, se fijó en su asistente, que estaba pintándose las uñas. Sin pensárselo, cogió el esmalte rojo y lo probó en la suela de uno de sus zapatos. "Fue una revelación", confiesa. "Se convirtió en un icono y en una marca que me caracteriza desde ese momento".

Con el tiempo, consiguió atraer a clientes de alto nivel, incluyendo estrellas de cine, músicos y miembros de la realeza. Una de sus primeras clientas fue la Princesa Carolina de Mónaco, a quien debe parte de su fama y que cuenta con una sala dedicada a ella en la exposición.

Para Oliver Gabet, director del museo de Artes Decorativas y de la muestra, Louboutin es uno de los pocos diseñadores que habla de moda en una cultura popular. Louboutin, halagado, asegura que, en una cultura pop incontrolable, cuando uno está completamente asociado en ella solo puede ser feliz.