+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PAREJA A LA GREÑA

La ex de Phil Collins asegura que el músico ni se duchó ni se lavó los dientes durante un año

Orianne Cevey y el artista británico se disputan la propiedad de una mansión en Florida, tras su segunda separación

 

Orianne Cevey y Phil Collins. - AFP / FABRICE COFFRINI

10/11/2020

Dicen que la mejor defensa es un buen ataque. Eso es lo que parece que está haciendo Orianne Cevey, exesposa de Phil Collins, que no ha dudado en airear ciertas actitudes poco higiénicas del compositor de 69 años.

Cevey y Collins andan a la greña por el reparto de bienes tras su segundo divorcio. El principal desencuentro está en el 50% de la propiedad de una casa que Collins tiene en Florida, y que según Oriannes, de 49 años, el músico le prometió. Se da la especial circunstancia de que Cevey está viviendo en la mansión en la actualidad, junto a su nuevo marido, el guitarrista Thomas Bates, y varios guardaespaldas, a pesar de tener una orden judicial para que abandone la vivienda.

Según algunos fuentes, en el 2008 el cantante pagó a su ex 39,3 millones de euros por el acuerdo de divorcio, pero ahora ella le reclama 20 millones más por el valor del 50% de la vivienda supuestamente prometida en el 2016, cuando la pareja retomó la relación tras ocho años separados.

Instalados en una batalla conyugal, la tercera esposa y madre de dos de sus hijos, no ha dudado en calificar al músico británico de adoptar actitudes de ermitaño y lo acusa de no ducharse ni lavarse los dientes durante casi todo el año 2019.

"El hedor de Phil se volvió tan penetrante que se convirtió en un ermitaño, negándose a interactuar personalmente con cualquier persona", ha asegurado Orianne al portal de noticias 'TMZ'.

RELACIÓN TUMULTUOSA 

Orianne, de origen tailandés nacida en la ciudad suiza de Nyon, tenía 20 años cuando conoció a Collins en Suiza, donde el músico llego para dar una serie de conciertos en 1996. El cantante tenía entonces 42 años y estaba casado con su segunda esposa, Jill Tavelman, con quien tuvo a su hija Lily, ahora actriz de éxito en la serie de Netflix 'Emily in Paris'.

Cuenta la leyenda que el músico dejó a su mujer, con la que llevaba casado 12 años, a través de un fax y se marchó a vivir con Orianne. La pareja se casó en 1999 y tuvieron dos hijos, Nicholas y Mattew, para divorciarse en el 2008 tras años de altibajos en la relación.