+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REINO UNIDO

Expectación en Londres por el bautizo del príncipe Jorge

La ceremonia, que tendrá lugar en el palacio de Saint James, será de carácter privado. Las fotografías oficiales, que realizará Jason Bell, se harán públicas el jueves

 

Los duques de Cambridge con su hijo, a la salida del hospital, el pasado 23 de julio. - Foto: LEON NEAL | AFP

EFE
23/10/2013

Todo está preparado en Londres para el bautizo, este miércoles, del príncipe Jorge, hijo de los duques de Cambridge. La ceremonia ha despertado gran expectación por la foto histórica de la reina Isabel II con los tres posibles futuros monarcas: Carlos, Guillermo y el recién nacido.

El príncipe Jorge, que hoy cumple tres meses y es tercero en la línea de sucesión a la corona británica después de su padre, el príncipe Guillermo, y su abuelo, el príncipe Carlos, será bautizado en la capilla real del palacio de Saint James, y no en el palacio de Buckingham como era tradicional, a las 16.00 horas. La ceremonia durará unos 45 minutos y será privada, de manera que las cámaras de televisión solo podrán captar la llegada y la salida de los invitados del templo religioso.

James Bell, fotógrafo oficial
Además, la lista de los padrinos y los invitados no será divulgada hasta este mismo miércoles y las fotos oficiales, que los duques han encargado a Jason Bell, un conocido fotógrafo de famosos, se retrasarán hasta el jueves, según han explicado fuentes oficiales.

Una de las fotos más esperadas es la de Isabel II con los tres posibles futuros monarcas británicos: Carlos, Guillermo y Jorge, algo que no había ocurrido desde julio de 1894 cuando se celebró el bautizo del que sería después Eduardo VIII. En esa instantánea aparecían el bebé (futuro Eduardo VIII), su padre, el que sería después rey Jorge V; su abuelo, el futuro Eduardo VII, y su bisabuela, la reina Victoria.

En la ceremonia, el bebé llevará una réplica del faldón de encaje y satén que lució la hija mayor de la reina Victoria, la princesa Real Victoria, cuando fue bautizada en 1841.