+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La guerra de los Cruise

El actor de ‘Misión imposible’ ha vetado a Nicole Kidman en la boda de su hijo Connor

 

Nicole Kidman y Tom Cruise, en la ceremonia de los Oscar del año 2000, cuando todavía eran pareja. - AP / CHRIS PIZZELLO

IDOYA NOAIN NUEVA YORK
31/03/2019

La cienciología sigue creando un abismo entre Tom Cruise y Nicole Kidman y entre la actriz e Isabella y Connor, los hijos que la protagonista de Los otros adoptó cuando estaba casada con el intérprete al que conoció en Días de trueno. La web Radaronline ha publicado en su sección escándalo que Kidman no ha sido invitada a la boda de Connor, que según diversas publicaciones va a contraer matrimonio con una italiana emigrada a Florida y también miembro de la cienciología, Silvia Zanchi.

Radaronline asegura, citando fuentes anónimas, que no invitar a Kidman fue una decisión de Cruise a la que accedió Connor.

Kidman, a la que la cienciología al parecer considera una «persona supresiva», el concepto que se usa para definir a sus enemigos, ya estuvo ausente de la boda de su hija Isabella en Londres en el 2015, a la que tampoco acudió Cruise, aunque él se hizo cargo de los gastos.

Hace tiempo que es aparente el distanciamiento entre Kidman y los hijos que adoptó con Cruise, que aunque tras el divorcio quedaron bajo custodia compartida fueron criados por su padre en California mientras la actriz volvía por un tiempo a su Australia natal.

RESPETO Y AMOR / En las escasas ocasiones en las que ha accedido a hablar de ello, no obstante, la muy privada Kidman solo tiene palabras de respeto y amor hacia sus hijos. «Son adultos, son capaces de tomar sus propias decisiones», le dijo el año pasado a la revista australiana Who.

En esa entrevista, la actriz, que es católica, se casó en el 2006 con Keith Urban y tiene con el cantante de country otras dos hijas, explicó que quería «proteger las relaciones» con sus hijos con Cruise y aseguró que «daría la vida por ellos». «Han tomado la opción de ser cienciólogos y como madre mi trabajo es amarlos. Soy un ejemplo de tolerancia y es lo que creo: no importa lo que haga tu hijo, el hijo es amado y tiene que saber que tiene amor disponible y yo aquí estoy, abierta», aseguró.

IMPLICADOS / La implicación de Bella y Connor con la cienciología es intensa. Recientemente, según reveló el perodista Tony Ortega, la hija de Cruise y Kidman participó en un mensaje promocional interno contando su «historia de éxito» y animando a otros a hacer «prácticas de formación» para llegar a ocupar un papel dentro de la organización. El año pasado lanzó una línea de ropa, BKC, que respondería a las siglas Bella Kidman Cruise.

Connor, que ha sido disyóquei y ahora parece centrado en la pesca submarina de profundidad, vive en Clearwater (Florida), convertido en el epicentro de la cienciología. Allí está la sede central espiritual de la iglesia, un complejo de varios edificios conocido como Flag Land Base, rodeado de secreto y por el que supuestamente deben pasar los miembros para realizar costosos cursos de formación.

Tom Cruise está construyendo en Clearwater un ático dúplex dentro de un edificio desarrollado, según Ortega, con fondos de Moises Agami, identificado por el periodista como un acaudalado mexicano cuya familia ha donado millones de dólares a la cienciología. Pero no todos los retoños de Cruise comparten sus ideas. Suri Cruise, la hija biológica que tuvo con Katie Holmes hace 12 años, no practica esta religión, lo que la ha mantenido alejada de estos círculos.

También otros destacados miembros de la iglesia de la Cienciología, John Travolta y Kirstie Alley, según Ortega, habrían comprado propiedades en Clearwater, donde se vio a principios de mes a Cruise y a Travolta en un acto de celebración del cumpleaños del fundador de la iglesia de la cienciología, L. Ron Hubbard.