+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ESTRELLA REINOVADA

Julie Andrews: "Caí en una depresión, sentí que había perdido mi identidad"

A la actriz le diagnosticaron nódulos en la garganta, perdió la voz y se vio obligada a reconducir su carrera

 

La actriz Julie Andrews. - AP / RICHARD SHOTWELL

EL PERIÓDICO
02/10/2019

Julie Andrews, que este martes cumplió 84 años, ha confesado que sufrió depresión porque pensó que perdió la voz. Así lo ha revelado en una entrevista para AARP Magazine. Todo empezó en 1997, cuando la actriz británica protagonizaba un musical de Broadway, en Nueva York. Entonces, sintió molestias en su garganta y tuvo que acudir urgentemente al médico, que le diagnosticó nódulos, pero por suerte de carácter no cancerígeno. Sin embargo, tuvo que ser intervenida.

"Cuando me desperté de la operación para que me quitaran un quiste en las cuerdas vocales, había perdido mi voz de cantante", recuerda. "Caí en una depresión, sentí que había perdido mi identidad".

"UN GOLPE DEVASTADOR"

Su problema fue tan grave que en 1999 incluso decidió denunciar al equipo médico los médicos que la habían operado en el hospital Mount Sinai de Nueva York, puesto que le habían prometido que podría volver a cantar en seis semanas y dos años después de la operación no la había recuperado. "Cantar ha sido un don precioso, y mi incapacidad para hacerlo ha supuesto un golpe devastador", dijo entonces. Pero no ha sido hasta ahora cuando ha reconocido que le afectó tanto a nivel personal como profesional.

La protagonista de Mary Poppins tuvo que ser intervenida en numerosas ocasiones, aunque ninguna ha terminado de curarla. "Pero por suerte eso ocurrió cuando nos pidieron a mi hija Emma y a mí que escribiéramos libros para niños", rememora ahora sobre el proyecto que lanzó junto a su hija mayor, fruto de su matrimonio con el diseñador de producción Tony Walton; después tuvo otras dos, Amy y Joanna, junto al guionista, director y productor Blake Edwards, fallecido en el 2010. "Así que empecé una nueva carrera profesional a mediados de los años 60. Y eso fue una sorpresa maravillosa", concluye.