+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REACCIONES AL 'MEGEXIT'

La prensa canadiense critica el plan de los Sussex de vivir parte del año en Canadá

"Si usted es miembro de alto rango de una familia real, este país no puede convertirse en su hogar", asegura el 'Globe and Mail'

 

Meghan Markle, durante su visita a la onegé Justice for Girls en Vancuver (Canadá). - JUSTICE FOR GIRLS

EL PERIÓDICO
17/01/2020

La decisión del príncipe Enrique y su esposa Meghan Markle de repartir su vida entre Reino Unido y Canadá y dejar la primera línea de representación de la familia real británica también ha encontrado un cierto rechazo en la prensa canadiense. La noticia estuvo en parte eclipsada en la prensa por el accidente del Boeing ucraniano abatido "por error" por Irán, que se ha vivido como una tragedia nacional en Canadá, de donde eran originarios 57 de las 176 víctimas. Lo que no está claro es el ofrecimiento de Justin Trudeau de costear la seguridad de los duques de Sussex, que la prensa ha cifrado en 1,7 millones de dólares canadienses, 1,2 millones de euros anuales. El ministro de Finanzas, Bill Morneau, ha manifestado que ese extremo no es cierto y que su gobierno "ni siquiera había discutido ese asunto.

El diario 'National Post' afirma que los Sussex deberían "como el resto" hacer una demanda de ciudadanía canadiense antes de vivir en el país. Un editorial del diario afirma que el 'Megxit' "ha despertado una especie de monarquía durmiente en algunas casas, mientras que en otras ha provocado una indignación total, sobre todo de aquellos que piensan que las monarquías son un anacronismo grotesco".

Mucho más expeditivo, el 'Globe and Mail' de Toronto exhorta a Enrique y Meghan a que desistan de instalarse en Canadá. "El país nunca ha tenido un sistema de clases con aristocracias heredadas como la de Gran Bretaña. Canadá no es una casa intermedia para cualquiera que quiera salir de Gran Bretaña sin dejar de ser un miembro de la realeza". También sentencia: "Canadá da la bienvenida a personas de todas las religiones, nacionalidades y razas, pero si usted es un miembro de alto rango de una familia real, este país no puede convertirse en su hogar", sentencia.

Los canadienses, por contra, se muestran más dispuestos a acoger a la pareja. Según un sondeo, una mayoría, el 61% verían con buenos ojos al príncipe Enrique convertido en futuro gobernador general, representando a la reina Isabel II en la excolonia británica. El príncipe Enrique jamás ha expresado públicamente deseo de ocupar este cargo, ocupado desde 1950 por canadienses. como la actual gobernandora generala, la antigua astronauta Julie Payette. Los quebequeses son los menos interesados por esta cuestión.