+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ESTRENO EN NETFLIX

Sofía Loren vuelve a dar una lección a los 86 años

La gran diva italiana reaparece en un largometraje tras más de una década dirigida por su hijo, Edoardo Ponti

 

Sofía Loren y su hijo, Edoardo Ponti, en una imagen del 2002. - REUTERS

JAVIER ROMUALDO / EFE
12/11/2020

Edoardo Ponti viajó hasta sus raíces en el sur de Italia para que el cine recuperara a su madre, Sophia Loren, con 'La vita davanti a sè' ('La vida por delante'), el drama sobre una superviviente del Holocausto que cuida de niños abandonados con el que la legendaria actriz regresa tras más de una década.

"Con mi madre puedo repetir la misma escena diez, doce, quince veces, que nunca, nunca jamás en tres rodajes me ha dicho 'Edoardo, basta no puedo más'. Nunca se rinde, siempre quiere lo mejor. Con 30 años es normal, pero tener ese deseo con 86 es una gran lección", asegura el cineasta.

Es la tercera vez que el hijo dirige a su madre frente a las cámaras. Pero esta ocasión parece aún más especial: es el primer largometraje de Loren en más de diez años, rodado en su tierra, en el sur de Italia, donde interpreta a una estricta y generosa madrastra. "Así es como yo veo a mi madre. Siempre quiero mostrar a Sofía Loren, no como la diva, sino como la actriz, la mamá y la artista que yo conozco", afirma Ponti.

Durante la charla, el hijo que tuvo Loren con el productor Carlo Ponti se deshace en halagos hacia su madre, a la disciplina que le inculcó y un estilo artesanal de hacer cine, alejado de los "egos" y de las "superficialidades".

REENCONTRAR LAS RAÍCES

Loren, de 86 años y cuya última incursión en el cine hasta ahora era 'Nine' (2009) de Rob Marshall, vuelve con una nueva adaptación de la novela homónima 'The Life Ahead' (1975) de Romain Gary, que ya se adaptó al cine en 1978, con el título 'Madame Rosa', interpretada por Simone Signoret bajo la dirección del israelí Moshe Mizrahi, y premiada con el Óscar.

En esta nueva versión para Netflix, Loren recupera al personaje de 'madame Rosa', una anciana que inicia una singular amistad con un jovencísimo inmigrante senegalés (Ibrahima Gueye) que ha quedado huérfano. A diferencia de la obra original, en lugar de en París la historia se enmarca en Bari, ciudad del sur de Italia donde la belleza de las calles barrocas y la luz del Mediterráneo contrasta con las tensiones por la inmigración y la pobreza.

"Para ella era importante reencontrase con su lengua (el napolitano), porque cuando uno habla el idioma con el que ha nacido todo cambia, las expresiones, la cara, la mirada...", explica Ponti. El director dedicó gran parte de su labor en 'La vida por delante' a que Ibrahima Gueye, el actor debutante que con 13 años se mide a Loren en el papel de Momo, no se cegara por el resplandor que rodea a una estrella de la magnitud de la italiana. "Cuando juntas a dos personas que tienen un gran corazón y un alma sensible es fácil", afirma.

SOFÍA, LA 'MAMMA'

Loren y Ponti vivieron más de un mes en Bari con el joven actor y su familia para crear un vínculo cotidiano que se trasladara a la pantalla: "Quería que Ibrahima conociera a Sofía como 'la mamma', tanto al inicio como al final de la jornada, que tomara el desayuno y viera la televisión con ella". Así, la icónica actriz y el joven debutante construyeron su química en pantalla bajo la mirada de Ponti, quien al tiempo sigue aprendiendo de su madre. "Nunca se rinde".

Preguntado por si se obsesiona con la perfección tras crecer entre genios del séptimo arte, el cineasta tiene claro que una de las lecciones más importantes, influenciada por el neorrealismo, es la verdad. "No es la búsqueda de perfección, pero si la de llegar a un momento auténtico -describe-. Al más real posible, a ese momento de verdad"

BANDA SONORA DE LAURA PAUSINI

En un extraño año para el cine, 'La vida por delante' suena ya como una firme candidata al Oscar, pues Hollywood ha puesto mucha expectación sobre esta cinta italiana que, además, cuenta con Laura Pausini a cargo de su banda sonora. Una nueva nominación para Loren pulverizaría varios récords y devolvería la atención de estos galardones al celuloide italiano. "No hay duda de que sería bonito, pero el Oscar nuestro ya está en el corazón y en el recuerdo de una experiencia inolvidable", destaca Ponti.

El director siempre ha recordado que su familia se ha mantenido lejos de la farándula y por eso cree en el cine como algo artesano, como "estar al servicio de una obra y no del ego o de la superficialidad", valores que trata de destacar en esta película "de inclusión y tolerancia".