+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PREVISIÓN "REALISTA"

Australia y Nueva Zelanda aplazan a septiembre la apertura de sus fronteras

Estudian un plan para que se realice un vuelo de prueba entre las capitales de los dos países el próximo 1 de julio, ante la impaciencia de algunos sectores

 

Unos policías advierten que los baños están prohibidos en una playa australiana. - EFE / EPA / SCOTT BARBOUR

EFE
28/05/2020

Septiembre es una fecha "realista" para iniciar la "burbuja aérea" entre Australia y Nueva Zelanda y reanudar los vuelos entre ambos países, cuyas fronteras se cerraron por la pandemia de covid-19, dijo este jueves la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern.

"Septiembre es una fecha realista, pero no estoy dando detalles específicos sobre la fecha. Como es sabido, el primer ministro (australiano, Scott) Morrison y yo tenemos muchas ganas de ver avances en la apertura de nuestras fronteras lo más pronto posible y de forma segura", declaró Ardern a periodistas en Wellington.

Tanto Australia como Nueva Zelanda, países que han logrado controlar y erradicar la pandemia de covid-19, respectivamente, están a la espera de que un grupo de trabajo les entregue a principios de junio un plan para la reapertura de sus fronteras.

Ese Grupo de Trabajo Reanudación del Turismo presentó el miércoles al gobierno del Territorio de la Capital Australiana, que incluye Camberra, un plan para que se realice un vuelo de prueba entre la capital australiana y la neozelandesa, Wellington, el próximo 1 de julio, ante la impaciencia de algunos sectores.

"Estamos diciendo que los viajes a Nueva Zelanda comenzarán definitivamente el 1 de julio y a partir del 10 de septiembre podremos considerar si se pueden abrir otras burbujas", sostuvo el presidente de la Cámara Australiana de Comercio y Turismo, John Hart, en declaraciones recogidas por el portal Executive Traveller.

Sin embargo, dicho cronograma, que además pretende incluir a los países del Pacífico, no es más que una sugerencia, dado que corresponde a los gobiernos de ambos países decidir cuando reabrir sus fronteras comunes, que cerraron a finales de marzo por la pandemia.

Ardern, que ha sido elogiada mundialmente por la adopción de medidas tempranas y drásticas para erradicar el virus, se ha mostrado cautelosa ante la reapertura de fronteras, aunque ya se hace sentir la presión de su socio en el gobierno, el vicepresidente y líder de New Zealand First, Winston Peters, quien demanda una reapertura inmediata.

Peters además considera que los estudiantes extranjeros, que aportan anualmente unos 5.000 millones de NZD (3.095 millones de USD o 2.810 millones de EUR) a la economía neozelandesa, deben obtener el permiso para entrar "lo más rápidamente posible".

En Australia la reanudación de los vuelos es compleja dado que estados como el de Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney, quieren abrir sus fronteras lo más pronto posible, mientras que otros, como el de Queensland ,aseguran que las mantendrán cerradas hasta septiembre.

Australia, que tiene más de 7.100 casos, incluyendo 103 muertos y menos de 15 infecciones diarias desde hace más de una semana, percibió en el ejercicios fiscal 2018-19 alrededor de 60.800 millones de AUD (40.261 millones de USD o 36.518 millones de EUR) en turismo directo.

El turismo en Nueva Zelanda, que ha detectado 1.154 casos de covid-19, entre ellos 22 muertos y actualmente no tiene ninguna persona hospitalizada por la enfermedad, es la principal exportación del país y genera un ingreso directo de 16.200 millones NZD (10.047 millones USD o 9.116 millones EUR).