+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CRISIS IRAQUÍ

Crece la tensión en Irak tras el incendio del consulado iraní en Nayaf

Al menos 13 personas han muerto en Nasiriya en los enfrentamientos entre manifestantes y policía

 

Manifestantes en la plaza Tahrir de Bagdad. - AMEER AL MOHAMMEDAW

EL PERIÓDICO
28/11/2019

El consulado de Irán en la ciudad meridional iraquí de Nayaf ha sido incendiado por manifestantes irrumpieron en la sede diplomática, en el marco de las protestas que sacuden el país desde principios de octubre. Un espíritu anti-iraní se ha podido transmitir en el movimiento de contestación.

En las redes sociales circulan vídeos en los que se puede ver el edificio en llamas, y los manifestantes a sus puertas, encaramados a los muros de seguridad que lo rodean. Asimismo, en algunas grabaciones de mala calidad y con escasa luz se oyen disparos, supuestamente de las fuerzas de seguridad que tratan de dispersar a los manifestantes.

Esta no es la primera vez que los iraquís asaltan y prenden fuego a un consulado iraní en las ciudades chiís del sur del país, donde la mayoría de la población pertenece a esta rama del islam, la principal en Irak.

MATANZA EN EL SUR

En Nasiriya, en el sur de Irak, al menos 13 personas perdieron la vida y 75 resultaron heridas en enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad.

Tras los incidentes, las autoridades provinciales han impuesto el toque de queda y han interrumpido el tráfico en las carreteras que conducen a las provincias vecinas.

De acuerdo con la versión de la portavoz policial, grupos de manifestantes bloquearon tres puentes principales que conectan Nasiriya a ambos lados del río Éufrates.

Desde el estallido de las protestas en Irak el 1 de octubre, los manifestantes han expresado su oposición a la presencia de Irán en este país árabe y a su influencia sobre el Gobierno iraquí, liderado por chiís como el de Teherán.

Los movimientos Al Fath y Estado Derecho, del exprimer ministro Nuri al Maliki, han sido blanco de las críticas de los manifestantes por su cercanía a Irán, mientras que importantes figuras como el clérigo Muqtada al Sadr y sobre todo el ayatolá Alí al Sistani -máxima autoridad religiosa chií del país- han apoyado las protestas.