+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Memoria histórica

El debate sobre las reparaciones por la esclavitud se inserta en la campaña demócrata

La mayoría de candidatos apoyan la creación de una comisión que estudie posibles compensaciones

 

Descendientes de afroamericanos que fueron esclavizados. - RICARDO MIR DE FRANCIA

RICARDO MIR DE FRANCIA
25/08/2019

Pocos afroamericanos han olvidado la proclamación realizada en los meses finales de la guerra civil estadounidense (1861-1865) por el general unionista William Sherman para compensar a los esclavos liberados durante la contienda con “40 acres y una mula”. Aquella orden militar pretendía redistribuir la tierra confiscada en los estados esclavistas del sur entre las familias que la habían trabajado, pero acabó siendo anulada por el presidente Andrew Johnson tras reemplazar al asesinado Abraham Lincoln. Nadie pretende hoy volver a los términos planteados por entonces, pero el debate sobre las reparaciones a los descendientes de los esclavos se ha reinsertado en la conversación política, particularmente de los candidatos demócratas a la presidencia. 

Quince de los aspirantes a la nominación se han mostrado dispuestos a apoyar la creación de una comisión gubernamental que estudie posibles compensaciones u otros tipos de restitución. “Cuando hablas de trauma causado por años y años de esclavitud, de segregación o de la discriminación y el racismo institucional, es un hecho muy real que tiene que ser estudiado”, dijo en abril la candidata Kamala Harris. “Tenemos que examinar qué tipo de respuesta podemos ofrecer”. 

COMPLICACIONES

Su materialización es complicada por múltiples razones, empezando por las dificultades para determinar quiénes son los verdaderos descendientes de los cuatro millones de estadounidenses que fueron esclavizados. Pero teniendo en cuenta la importancia del electorado afroamericano en los primeros estados de las primarias, es previsible que el debate siga tomando cuerpo.

Desde 1989 hay un proyecto de ley en la mesa del Congreso para crear la mencionada comisión gubernamental. Nunca ha llegado a tomar vuelo, pero en un reflejo del creciente interés por tema, uno de sus comités abordó el debate de las reparaciones en junio, la primera vez que sucedía en más de una década. Más insólita fue la decisión adoptada el año pasado por los estudiantes de la Universidad de Georgetown para crear un fondo de ayudas a los descendientes de los 272 esclavos explotados en su día por la institución.