+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

GUERRA EN SIRIA

EEUU anuncia la creación de una fuerza fronteriza de 30.000 hombres milicias kurdas consideradas como terroristas por Ankara

 

Un militar ruso entrega supuestamente zumo de frutas a niños de Alepo (Siria), en una imagen sin fecha distribuida por el Ministerio de Defensa ruso. - / AP

EL PERIÓDICO
15/01/2018

Todo el Gobierno turco ha salido en masa tras el anuncio, este domingo, de que Estados Unidos está preparando un cuerpo de 30.000 hombres -miembros de las Fuerzas Democráticas de Siria (SDF), mayoritariamente kurdas- para vigilar las fronteras del norte de Siria, con Turquía, y el este, con Irak.

Ankara considera estas fuerzas como terroristas, ya que, integrada en sus filas, está la milicia kurda de las YPG, donde hay miembros de la guerrilla del PKK: esta guerrilla, en guerra con el Gobierno turco desde los años ochenta, también es considerada terrorista tanto por la Unión Europea como por los Estados Unidos.

Pero estos últimos, en la lucha en Siria e Irak contra el Estado islámico, se han apoyado en YPG y las SDF, que también reciben el soporte de Rusia. Las SDF, de hecho, fueron quienes arrebataron Raqqa, la antigua capital del EI, a los yihadistas.

«Estados Unidos», ha dicho el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, este lunes, «está en proceso de crear un ejército terrorista en nuestra frontera. Nuestra responsabilidad es acabar con este Ejército antes de que nazca. Ya hemos acabado con nuestros preparativos. La operación [en Afrin, una localidad controlada por las YPG al norte de Alepo] puede empezar en cualquier momento».

Hace ya meses que Ankara lleva amenazando con hacerlo. Pero, hasta ahora, se había quedado sólo en las amenazas. Turquía quiere evitar, por todos los medios, que las fuerzas kurdas lleguen a controlar el otro lado de su frontera con Siria, que se extiende unos 900 kilómetros.

Operación Escudo Protector
Hace un año, con este objetivo, Erdogan inició la operación Escudo Protector del Éufrates: desde entonces Turquía controla militar y administrativamente la ciudad siria de Jarabulus. Después, en octubre, inició una campaña para tomar la provincia de Idlib (esta vez con el apoyo de Rusia, el mayor aliado del régimen de Bashar al Asad).

Y la siguiente, en la ecuación, es Afrin. «Confiad en Turquía si sois nuestros aliados. Si se necesitan soldados en Raqqa o Manbij —controladas por las SDF—, podemos enviar una o dos brigadas. Pero lo que estáis haciendo está mal; estáis desgraciandoos a vosotros mismos en frente de vuestros aliados», ha dicho Erdogan a los EEUU.

Durante todo el fin de semana, según ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Turquía ha estado atacando, con artillería y desde el otro lado de la frontera, la región de Afrin. Algunos milicianos de las YPG, apunta esta organización con sede en Londres pero con informantes por toda Siria, han muerto a causa de la artillería turca.

«Turquía tiene el derecho a luchar contra todos los grupos terroristas de la forma en que le parezca más oportuna, y continuará tomando las medidas necesarias para garantizar su seguridad y sus intereses nacionales», dijo este domingo el portavoz presidencial turco en referencia a la operación en Afrin: «Nos reservamos el derecho de atacar a los terroristas en el lugar, el momento y la forma en que nos parezca más oportuno».

Buscar tiempo en otra localidad