+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CONFLICTO BILATERAL

EEUU expulsó a dos funcionarios chinos acusados de espionaje

Los dos diplomáticos intentaron acceder a la base militar de Norfolk sin permiso Es la primera vez que Washington emite una orden de este tipo en 30 años

 

EEUU expulsó a dos funcionarios chinos acusados de espionaje -

EL PERIÓDICO
15/12/2019

El Gobierno de EEUU decidió expulsar con absoluta discreción a dos funcionarios de la Embajada china así como a sus familias en septiembre, al sospechar que podrían estar realizando labores de espionaje después de que trataran de acceder en una base militar, según informa 'The New York Times', citando fuentes anónimas. Se trata de la primera expulsión de diplomáticos chinos de suelo estadounidense en más de tres décadas.

Ambos diplomáticos y sus respectivas esposas intentaron entrar en la base militar de Norfolk, en el estado de Virginia, sin disponer de permiso para tal fin. Según explicó el rotativo, los funcionarios chinos llegaron en automóvil hasta el acceso a la base, donde el guardia comprobó que no disponían de autorización y les pidió que dieran media vuelta.

Sin embargo, los ciudadanos chinos continuaron con su propósito de penetrar en las instalaciones y únicamente detuvieron el paso después de que cinco camiones de bomberos les bloquearan. Entonces alegaron que no habían entendido bien la orden a causa del idioma y que solo estaban dando un paseo. Según el diario, se cree que uno de los dos funcionarios chinos es un oficial de inteligencia que opera bajo protección diplomática.

Nuevas reglas

Un oficial que conoce el episodio ha confirmado a Reuters que la información es correcta. Ni el FBI ni el Departamento de Estado han respondido por el momento a una solicitud de comentarios sobre este incidente.

A pesar de que no ha trascendido el motivo exacto de por qué los funcionarios chinos llegaron a la base en Norfolk, las autoridades estadounidenses consideran que pudo tratarse de una maniobra para contrastar el nivel de seguridad de las instalaciones, según expuso una fuente bien informada al periódico.

Semanas después del incidente, el 16 de octubre, el Departamento de Estado emitió nuevas reglas sobre los diplomáticos chinos en el país, entre las que figura la obligatoriedad de que notifiquen oficialmente su intención de reunirse con funcionarios locales o estatales, así como con instituciones educativas y de investigación.