+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

TRAS EL ATAQUE A UNA CENTRAL DE GAS

EEUU y Noruega confirman que varios de sus ciudadanos han sido secuestrados en Argelia

 

EUROPA PRESS
16/01/2013

Los gobiernos de Estados Unidos y Noruega han confirmado que varios de sus ciudadanos han sido secuestrados en el ataque lanzado este miércoles por supuestos islamistas contra una planta de procesamiento de gas del este del país. Se suman a las confirmaciones ya dadas por autoridades británicas, japonesas e irlandesas.

"Hay estadounidenses entre los rehenes", ha declarado la portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Victoria Nuland, que ha pedido "respeto" a la decisión del Gobierno de no dar detalles sobre la identidad de los rehenes para no perjudicar su liberación, informa Reuters.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, ha hablado con el primer ministro argelino, Abdelmalek Sellal, y el embajador estadounidense en el país norteafricano. Washington también está en contacto con representantes de British Petroleum (BP), empresa que opera las instalaciones atacadas junto a la noruega Statoil y la estatal argelina Sonatrach.

El primer ministro de Noruega, Jens Stoltenberg, también ha ratificado que entre las víctimas del rapto hay 13 ciudadanos del país nórdico que trabajaban en la planta. "Hemos pedido a las autoridades argelinas que antepongan la vida y la salud de los rehenes", ha declarado en la misma comparecencia el ministro de Exteriores, Espen Barth Eide.

El ataque ha sido reivindicado por el grupo que lidera Mojtar Belmojtar, otrora uno de los principales dirigentes de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) pero que lo abandonó hace unos meses. En una llamada a la agencia mauritana ANI, un portavoz del grupo de Belmojtar, que se hacen llamar 'Firmantes con sangre', dijo que tenían a 41 extranjeros secuestrados, entre ellos a siete estadounidenses, así como a franceses, británicos y japoneses.

Posteriormente, uno de los secuestradores llamó a esta misma agencia e indicó que mantenían retenidos en las instalaciones a 31 extranjeros así como a varios argelinos que trabajaban para las tres empresas que operaban la planta de forma conjunta.

Fuentes locales citadas por la agencia de noticias de Argelia APS han explicado posteriormente que, tras la liberación de los rehenes argelinos, quedan retenidos "poco más de una veintena de personas" de otros países.

Francia no confirma
Desde Londres, el Foreign Office se ha limitado a confirmar que hay "británicos implicados en el incidente terrorista en curso cerca de In Amenas" pero no ha querido ofrecer "detalles adicionales" al respecto por el momento. Sí ha señalado que la Embajada en Argel está en contacto con las autoridades locales y que la célula de crisis del Ministerio está trabajando.

Entretanto, en París, un portavoz del Ministerio de Exteriores francés ha señalado que se está procediendo a "verificaciones" y ha rehusado hacer "comentarios en este momento", ante las informaciones de ciudadanos galos entre los secuestrados y fallecidos.

La empresa japonesa JGC, por su parte, ha confirmado que cinco nipones que trabajaban para esta firma de ingeniería han sido secuestrados en Argelia, ha informado la agencia Jiji.

Desde Dublín, el Gobierno irlandés ha confirmado el rapto de uno de sus ciudadanos y su ministro de Exteriores, Eamon Gilmore, ha pedido su inmediata liberación. "El Gobierno está dispuesto a emplear todos los recursos disponibles para garantizar que nuestro ciudadano es liberado lo antes posible", ha aseverado, informa el 'Irish Times'.

Llamada de un noruego
La mujer de uno de los rehenes noruegos ha confirmado el rapto de su marido en declaraciones al diario 'Bergens Tidende'. "Mi marido me llamó esta mañana y me dijo que había sido secuestrado", ha explicado la mujer, precisando que le dio un número de teléfono y le pidió que se lo hiciera llegar a la Policía.

El hombre, que trabajaba para la petrolera noruega Statoil en In Amenas, donde se ha producido el secuestro, desde 2009, llamó hacia las 11:00 horas para informar del rapto, precisa el diario. Según la mujer, durante la conversación, aparentemente había otras personas que "le dictaban lo que tenía que decir en inglés".

"La conversación solo duró unos segundos", ha precisado la mujer, que dice que la familia todavía no se cree lo sucedido. Según ha dicho, la Policía noruega tratará de ponerse en contacto con el número facilitado por su marido y que se cree es el de los captores.