+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REVUELTA POPULAR EN EGIPTO

Los egipcios llaman a una huelga general y a manifestaciones masivas

La oposición rechaza la oferta de Mubarak de dialogar con el primer ministro

 

EL PERIÓDICOEL PERIÓDICO 31/01/2011

Los mensajes de Hosni Mubarak ofreciendo a la oposición dialogar con el primer ministro han caído en saco roto. Los manifestantes siguen en las calles con el firme propósito de derrocar al régimen del presidente, en el poder desde hace más de 30 años. Miles de ciudadanos están desde anoche acampados en la plaza Tahrir, epicentro de las protestas en El Cairo, y han llamado a la población a secundar este lunes una huelga general. Y no solo eso. El Movimiento 6 de Abril, el grupo opositor que inició la revuelta, ha convocado para este martes manifestaciones masivas en las que esperan reunir a un millón de personas. Han bautizado la convocatoria con el nombre de "El martes de los millones". El grupo tiene el apoyo de los Hermanos Musulmanes y de la plataforma política liderada por Mohamed el Baradei.

La concentración de este martes tendrá lugar a partir de las 12.00 horas (una hora menos en la Península) en la plaza Tahrir pero no se descarta que haya otros lugares donde se vayan concentrando los egipcios con el mismo propósito. Los organizadores están trabajando para que la convocatoria llegue al máximo número de personas posible, una tarea difícil dado que el acceso a casi todos los proveedores de internet está bloqueado.

A última hora del domingo, Mubarak volvió a aparecer en público. La segunda vez desde que empezaron las revueltas. En un mensaje televisado, anunció que ha pedido a su nuevo primer ministro, Ahmed Shafiq, que dialogue con la oposición para promover la democracia en el país y que emprenda reformas en la economía, orientadas a la creación de empleo y el control de la inflación. Este lunes, el presidente ha nombrado a los nuevos ministros de Interior y Finanzas. Interior lo ocupará el exjefe de Instituciones Penitenciarias, el general Mahmud Wagdi, y la cartera de Finanzas la asumirá el expresidente de la Institución Central de Estadística, Gaudat al Malt.

"Engaño al pueblo"

Esta oferta de diálogo ha sido ya rechazada por los Hermanos Musulmanes, la mayor fuerza de la oposición en Egipto. El grupo se ha negado a mantener cualquier diálogo con el primer ministro y ha criticado a Mubarak por plantear esta propuesta. "Ahmed Shafiq y Omar Suleiman (vicepresidente) son pilares del régimen y han participado en su injusticia y su corrupción, y de sus manos nunca se conseguirán reformas ni democracia", ha afirmado Mahmud Gazal, uno de los dirigentes de la formación. "Solo queremos dialogar con el Ejército, el único en el que confía el pueblo, para llegar a un acuerdo sobre el traspaso del poder de una manera pacífica", ha añadido.

Gazali ha considerado que la propuesta de Mubarak para dialogar con la oposición "llega muy tarde". "El pueblo rechaza todas estas caras de Mubarak, Shafiq y Suleiman", ha insistido tras señalar que lo único que pretende el presidente es "engañar al pueblo hasta que se tranquilice".

De hecho todos los partidos de la oposición acordaron anoche crear un comité liderado por Baradei con la misión de acercarse al Ejército para crear puentes de diálogo, al margen del régimen, y pilotar de forma pacífica la transición.

Las miradas hacia el Ejército

"El Ejército ha de escoger entre Egipto y Mubarak", se puede leer en un cartel en la plaza Tahrir, donde los manifestantes han compartido cena con los soldados que vigilan la zona. Las protestas llegan a su séptimo día con un balance de al menos 102 muertos y más de mil heridos. Los manifestantes se niegan a desistir y el Ejército no les ataca. Cuanto más resistan los ciudadanos, más débil aparece Mubarak.

La comunidad internacional, con EEUU a la cabeza, también reclaman a Mubarak que dé paso a una "transición ordenada", en palabras de la Casa Blanca. Fuentes de la Administración de Barack Obama consideran que la época de Mubarak ha pasado y que corresponde a los egipcios decidir el cambio político. Entre las diferentes opciones está la coalición de opositores y de partidos hasta ahora prohibidos.

Mientras, la policía ha vuelto este lunes a las calles de El Cairo para evitar los actos de pillaje y vandalismo. De esta manera, la policía intenta contrarrestar las sospechas crecientes entre la población de que los agentes están detrás de los episodios de pillaje en un intento de desmovilizar a los ciudadanos. La plaza Tahrir continúa, sin embargo, bajo vigilancia de los militares.