+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

70 Aniversario de la República Popular

El embajador Lyu Fan destaca como "hecho inaudito en la historia" el crecimiento de China

"China no va a cerrar las puertas al exterior solo porque algún país haya provocado tensiones comerciales contra ella", ha asegurado el diplomático

 

El embajador Lyu Fan con el ministro de Ciencia, Pedro Duque. - JOSÉ LUIS ROCA

JUAN JOSÉ FERNÁNDEZ
25/09/2019

Con una cordial recepción en un céntrico hotel de Madrid, la embajada de China en España ha celebrado este miércoles el 70 aniversario de la creación de la República Popular.

Ante un nutrido público formado por empresarios, diplomáticos y jefes policiales y militares, y con asistencia del ministro de Ciencia, Pedro Duque, y los secretarios de Estado para la Unión Europea, Comercio, Deportes y Universidades, el embajador chino en España, Lyu Fan, ha pronunciado una cálida salutación destacando el "excelente estado" de las relaciones entre China y España.

El primer día de octubre de 1949 tuvo lugar un cambio histórico para el mundo. El estado que nació entonces, gigantesco en territorio, tenía un pequeño Producto Interior Bruto: solo 100 millones de dólares. Siete décadas después, su último dato de PIB ha superado los 13 billones de dólares. Esta escalada de prosperidad ha sido calificada por el embajador Fan como "cambio estremecedor" por sus dimensiones. "China es hoy la segunda economía, y el primer país industrial, en comercio y en reservas de divisas del mundo", ha descrito.

"En los últimos 20 años, mi país ha contribuido en un 30 por ciento al crecimiento económico del mundo", ha afirmado el representante diplomático chino en un discurso por el que han desfilado halagüeñas magnitudes. En el último semestre, por ejemplo, "la economía de China ha crecido un 6,3 % interanual, creando 7,37 millones de puestos de trabajo nacionales", ha reseñado.

Lyu Fan ha señalado el año 2020 como el de la "eliminación de la pobreza absoluta" en China, después de un proceso de constante crecimiento en el que "los chinos han pasado de la alimentación elemental a un nivel de vida modestamente acomodado, y han mejorado su bienestar en aspectos como la educación, la vivienda, la asistencia médica y la seguridad social".

El embajador ha querido destacar como "hecho inaudito en la historia" el que en estos 70 años de la República Popular China 700 millones de indigentes rurales han salido de la pobreza, y ha asegurado que su país seguirá por su propio camino pese al inestable clima internacional: "China no va a cerrar sus puertas al exterior solo porque algún país haya fomentado tensiones comerciales contra ella", ha dicho.

Amistad con España

Hoy viven en Espñaña 220.000 ciudadanos chinos, que "se esfuerzan en contribuir a esta sociedad", ha afirmado Lyu Fan, para quien es un rasgo significativo de su integración el éxito y la popularidad creciente de las coloridas celebraciones del año nuevo chino en Madrid y otras ciudades españolas, "que añade elementos a la diversidad cultural".

"Nuestra cooperación ha alcanzado nuevos éxitos. En los últimos siete meses de este año, el comercio bilateral ha sumado los 20.340 millones de dólares, un aumento del 6,5 por ciento interanual", ha recordado el embajador, antes de subrayar el crecimiento del turismo chino en España, y la cooperación entre el Teatro Real y el Teatro Nacional de China.

Lyu Fan ha señalado además como "importante referente" el ambiente de "colaboración entre los polícías chinos y españoles".

Lyu Fan ha terminado brindando "por el aniversario de la República Popular China, por el progeso de las relaciones bilaterales, por la felicidad de los dos pueblos y por la salud de todos".

Tercer proveedor, décimo cliente

En un discurso de respuesta, el secretario de Estado para las relaciones con la Unión Europea, Luis Marco Aguiriano, principal representante del Ministerio de Asuntos Exteriores en el acto, ha destacado la evolución de las relaciones entre España y China hasta "cotas desconocidas" hasta ahora, que ha atribuido en parte a la labor del embajador en estos cinco años en los que se ha creado con la legación "un sincero afecto".

Luis Marco Aguiriano ha explicado la actual temperatura de las relaciones España/China con brochazos de significativos datos. En 2012, llegaron a España 187.000 visitantes chinos; "hoy son cinco veces más", ha subrayado. Actualmente, hay 870 empresas españolas operando en China, y 13.000 firmas de este país exportan a aquel.

La República Popular es el tercer proveedor de la economía española, y su décimo cliente. "Importamos más de China que de toda África o Iberoamérica, suministradores tradicionales de España", ha contado el secretario de Estado, antes de recordar que China es ya el undécimo país inversor en España.

"Para China como para España es importante contar con un mercado creciente que genere empleo estable en momentos de incertidumbre", ha celebrado el representante de Exteriores.

Pero su retrato de las relaciones bilaterales se ha adentrado además en el marco cultural, mostrando Aguiriano su satisfacción por el hecho de que "135 universidades chinas estudian nuestra lengua. China es de hecho el país con más lectorados de español, 13, y la sede del Instituto Cervantes en Pekín tiene ya 4.000 alumnos", ha dicho en su salutación.