+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

pulso electoral

Empate en el último debate

 

07/12/2019

El segundo y último debate electoral cara a cara entre Boris Johnson y Jeremy Corbyn volvió a mostrar las diferencias fundamentales que separan a los dos líderes. Dos formas radicalmente opuestas de concebir la organización del país, con argumentos ya conocidos sobre el brexit, la sanidad pública, los impuestos, la distribución de la riqueza, o la defensa de la seguridad frente al terrorismo. En el plató de la BBC, ante una audiencia de cien personas, las preguntas y respuestas sonaron a ya conocido. En la confrontación, no hubo un claro ganador, ni argumentos nuevos, que puedan influir en los aún indecisos.

«Un voto por el laborismo es un voto por un cambio real», declaró Corbyn, que defiende la agenda más izquierdista que ha visto este país en décadas. «La libertad de comercio ha ido demasiado lejos», afirmó.

Johnson volvió a repetir la cantinela de «finalicemos el brexit», cuando en realidad el brexit ni siquiera ha comenzado y quedan años de negociaciones. «Nuestra agenda es positiva y progresista» afirmó, defendiéndose de quienes consideran que el Partido Conservador ha abandonado el centro político. La de ayer era la última oportunidad para Corbyn de acortar distancias en los sondeos. Los conservadores han ido siempre por delante en las encuestas sobre intención de voto, pero en los últimos días, los laboristas han comenzado a remontar y se hallan solo 9 puntos de sus rivales (42%, frente a 33%). Ese resultado garantizaría a Johnson 340 escaños de los 326 que precisa para a mayoría absoluta. Si la distancia se acorta a un 5 o un 7% en los últimos días de campaña, esa mayoría puede peligrar.