+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CRISIS EN EL PAÍS CARIBEÑO

Guaidó pide a los militares venezolanos que dejen pasar la ayuda humanitaria

Camiones con alimentos y medicinas se agolpan en la frotera de Colombia ante la negativa de Maduro de dejarlos entrar

 

Guaidó, durante un mitin con estudiantes en Caracas, este viernes. - REUTERS / CARLOS GARCÍA RAWLINS

AGENCIAS
08/02/2019

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, ha dado por iniciada la operación para que la ayuda humanitaria entre en el país tras la llegada del primer convoy a la ciudad colombiana de Cúcuta, en la frontera entre ambos países. Una ayuda, sin embargo, que por ahora se encuentra bloqueada en el paso fronterizo por orden del Ejecutivo de Nicolás Maduro. "El día de ayer fue un día histórico. Recibimos el primer cargamento de ayuda humanitaria en el centro de acopio de Cúcuta", ha dicho el líder opositor en un vídeo difundido por Twitter. Camiones cargados con ayuda humanitaria enviada por Estados Unidos llegaron el jueves a la ciudad fronteriza, donde se almacenará.

"Esto es solo el principio, es la primera parte de la ayuda, pero vendrán muchos centros de acopio. Hemos hablado de algunos puntos adicionales en Colombia y de Brasil", ha agregado Guaidó, que ante el bloqueo ordenado por Maduro ha apelado directamente a la conciencia de los militares venezolanos, los responsables de controlar los pasos fronterizos. "Sabemos que ustedes y sus familias también son víctimas de esta emergencia. Está en sus manos permitir que sus familias reciban la ayuda humanitaria que necesitan", ha recalcado Guaidó.

CORREDOR HUMANITARIO

El autoproclamado ha destacadoque que se creará un "corredor humanitario" de modo que haya "un flujo permanente de ayuda", y ha prometido que los alimentos y medicamentos, básicamente, se repartirán "sin distinción, sin ningún tipo de discriminación política". "Qué no se atreva el usurpador a robar la comida y las medicinas de la misma manera que se ha robado los sueños y las oportunidades del pueblo de Venezuela", ha advertido Guaidó.

El líder opositor ha reiterado su agradecimiento a la comunidad internacional, haciendo una mención especial a Colombia y Estados Unidos, porque "hoy la ayuda humanitaria es una realidad gracias al apoyo de las democracias del mundo", y ha instado a los venezolanos a prepararse para el reparto. "Sigamos sumando esfuerzos", ha concluido.

EL GRUPO DE MONTEVIDEO

Por su parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, insistió este viernes en que la solución a la crisis de Venezuela pasará por el diálogo de las partes tras la reunión celebrada el jueves en Montevideo (Uruguay) entre representantes de varios países de la UE, entre ellos España, y de América Latina para tratar el conflicto.

"Hay una polarización sobre este tema y hay muchos argumentos. Y nosotros lo que queremos es el diálogo", afirmó López Obrador, quien reiteró los motivos por los que México no se sumó al Grupo de Contacto Internacional sobre Venezuela. "Por mandato constitucional, no podemos apoyar la injerencia política en otros países", reiteró el presidente mexicano, que sin embargo sí apuesta decididamente por una solución dialogada que permita a Venezuela salir de la crisis política y humanitaria en la que está sumida.

MADURO, POR EL DIÁLOGO

Obrador también aplaudió la llegada de ayuda humanitaria a Venezuela, aunque instó a no "mezclar" ese tipo de donaciones con "asuntos políticos". "Queremos la paz", aseguró, y apeló una vez más a la Constitución mexicana y el principio de no intervención, autodeterminación de los pueblos, solución pacífica de las controversias y respeto a los derechos humanos. "Es un conjunto de principios que nos obligan a actuar así en el caso de Venezuela. Y lo haríamos en cualquier otro caso", subrayó.

Maduro, por su parte, ha asegurado este viernes estar dispuesto a reunirse con enviados del grupo de contacto internacional impulsado por la UE que busca crear las condiciones para que se puedan convocar nuevas elecciones "justas" y "libres" en el país. "Estoy listo y dispuesto a recibir a cualquier enviado del grupo de contacto", aseguró Maduro en una rueda de prensa en el palacio presidencial de Miraflores acerca de ese grupo compuesto por países europeos y latinoamericanos.