+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REPERCUSIONES POLÍTICAS DE LA CRISIS DE LA EUROZONA

Italia negocia el recambio de Berlusconi

'Il Cavaliere' apuesta por Mario Monti pero sus socios de la Liga Norte rechazan la candidatura del excomisario europeo. Napolitano garantiza que el país "estará a la altura" de las expectativas de la Unión Europea

 

El presidente de Italia, Giorgio Napolitano (derecha) saluda a Mario Monti, en octubre del 2006. - Foto: AP

AGENCIAS
10/11/2011

Tras el anuncio de dimisión de Silvio Berlusconi, el Gobierno italiano ha intensificado las negociaciones para elegir a un nuevo primer ministro. Este jueves Il Cavaliere ha dado su apoyo al excomisario europeo Mario Monti para hacerse cargo del Ejecutivo de transición. Lo ha hecho tras felicitar a Monti por su nombramiento como senador vitalicio, algo que en Italia se interpreta como el preludio de su designación como jefe del nuevo Gobierno. Sin embargo, los socios de Gobierno de Berlusconi, la Liga Norte, se han apresurado a rechazar esta candidatura y han amenazado con pasar a la oposición si el presidente del país, Giorgio Napolitano, encarga a Monti formar Gobierno.

En un mensaje dirigido a Monti, Berlusconi ha señalado que la designación de este como senador vitalicio es una muestra de sus "importantes méritos científicos y sociales" y ha expresado su deseo de que el excomisario realice "un trabajo fructífero en interés del país".

Pero el nombre de Monti no gusta al principal aliado de Berlusconi. "Si el presidente encarga forma Gobierno a alguien como Mario Monti, que no formaba parte de la mayoría política que ganó las elecciones del 2008, la Liga no lo apoyará y pasará a la oposición", ha advertido el ministro de Interior y dirigente de la Liga Norte, Roberto Maroni. Hasta ahora Maroni era uno de los miembros de la formación populista que dirige Umberto Bossi que menos reticencias había presentado ante una eventual candidatura de Monti.

Mientras, el presidente de la República, Giorgio Napolitano, ha garantizado que Italia "estará a la altura" de las expectativas de la Unión Europea, aunque ha reconocido que el país "está frente a un camino difícil" por lo que tendrá que tomar decisiones "particularmente arduas para superar la crisis".

El jefe de Estado ha subrayado que las decisiones que espera Europa que tome Italia "servirán para alcanzar los objetivos financieros e impulsar el crecimiento económico y social necesario para salir de la crisis". "Estoy convencido de que Italia, sus fuerzas sociales y políticas sabrán mostrarse a la altura de este deber", ha insistido.

El miércoles, Napolitano ya había tratado de calmar los ánimos ante la reacción desconfiada de los mercados al anuncio de la dimisión de Berlusconi, y había asegurado que la renuncia de éste es firme, una vez se aprueben las medidas de ajuste formuladas a la UE. Asimismo, avanzó que una vez esto ocurra iniciará consultas con todos los partidos para la formación de un nuevo Gobierno o la convocatoria de elecciones anticipadas.