+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

UNA LEYENDA VIVA DE LA POLÍTICA

Jimmy Carter se convierte en el expresidente más longevo de la historia de EE.UU.

Carter gobernó Estados Unidos entre 1977 y 1981 y consiguió el Nobel de la Paz en 2002

 

El mandato presidencial de Carter duró solo cuatro años debido principalmente al impacto de la crisis de los rehenes estadounidenses de 1979 en Irán. - REUTERS

EL PERIÓDICO / EFE
22/03/2019

Jimmy Carter se convertirá este viernes en el expresidente más longevo de la historia de Estados Unidos, con 94 años y 172 días, uno más de los que tenía George H. W. Bush cuando falleció en noviembre pasado.

Carter, que gobernó Estados Unidos entre 1977 y 1981, y consiguió el Nobel de la Paz en 2002, se mantiene notablemente activo y en octubre tiene previsto participar en un proyecto de construcción de casas para personas de pocos recursos con la organización Habitat for Humanity en Nashville (Tennessee).

"Esperamos que (Carter) siga adelante, y estamos agradecidos por su larga vida de servicio, que ha beneficiado a millones de las personas más pobres del mundo", dijo hoy el Centro Carter en un comunicado.

Esa organización, creada por Carter en 1982 junto a su esposa, Rosalynn, celebraba así el inminente hito del exmandatario, que se suma al récord que ya ostentaba como el ex presidente estadounidense que ha vivido más tiempo después de abandonar el cargo, con más de 38 años desde su salida de la Casa Blanca.

Después de Carter y Bush padre (1989-1993), los expresidentes más longevos de la historia de EE.UU. fueron Gerald Ford (1974-1977) y Ronald Reagan (1981-1989), ambos fallecidos con 93 años, seguidos de John Adams (1797-1801) y Herbert Hoover (1929-1933), quienes tenían 90 en el momento de su muerte.

El mandato presidencial de Carter duró solo cuatro años debido principalmente al impacto de la crisis de los rehenes estadounidenses de 1979 en Irán, y aunque los más conservadores siguen criticando su gestión, el líder demócrata siguió influyendo en la vida política del país desde una perspectiva progresista.

Desde el Centro Carter, ha impulsado avances en materia de observación de elecciones, derechos humanos y salud pública en todo el mundo, y ha escrito una veintena de libros desde que dejó la Casa Blanca, además de dar catequesis cada semana en una iglesia baptista en su localidad natal de Plains (Georgia).

En 2017, Carter generó polémica entre los demócratas al opinar que "los medios de comunicación han sido más duros con (Donald) Trump que con cualquier otro presidente", aunque también señaló que el actual mandatario estaba "exacerbando" las tensiones raciales en el país.