+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Conflictos políticos

Una jueza ordena a Trump que entregue el informe completo de la trama rusa

La magistrada determina que el presidente de Estados Unidos debe proporcionar de manera íntegra al Congreso toda la información que tenga del caso ante la petición de iniciar un juicio político en su contra

 

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. -

EL PERIÓDICO
26/10/2019

Una jueza federal en los Estados Unidos ordenó al Gobierno de Donald Trump, que entregue el informe íntegro sobre la llamada "trama rusa" a los comités del Congreso que tramitan el inicio de un juicio político en su contra.

El fallo, de la jueza Beryl Howell, nombrada en el cargo por el presidente Barack Obama, antecesor de Trump en la presidencia estadounidense, también ordena entregar materiales al Congreso a los que tuvo acceso el gran jurado de la investigación encabezada por el fiscal especial Robert Mueller.

Howell instruyó al Departamento de Justicia del Gobierno de Trump a que entregue esos documentos antes del miércoles. La decisión de la magistrada se fundamenta sobre la base de que la oposición demócrata en el Congreso ha abierto una investigación para iniciar un juicio político contra Trump, lo que requiere acceso a esos documentos. El Departamento de Justicia dijo que está "revisando el fallo".

La versión parcial

Mueller cerró en marzo su investigación sobre la "trama rusa" tras casi dos años de pesquisas. En la versión censurada de su informe, que el Departamento de Justicia hizo publica en abril, se concluía que no existen pruebas de que el entorno del hoy mandatario colaborara con Rusia durante su campaña electoral en 2016, pero también arrojaba dudas sobre una presunta obstrucción a la Justicia por parte de Trump.

Para resolver esos interrogantes, la oposición demócrata solicitó revisar a puerta cerrada el informe original, amparándose en el deber constitucional de la rama legislativa de supervisar al Ejecutivo en los EEUU. Donald Trump utilizó entonces su poder ejecutivo para bloquear la petición de la oposición de acceder a la versión sin tachaduras del informe de Mueller, lo que llevó a los demócratas a recurrir a los tribunales.

Durante el juicio político contra el presidente Richard Nixon por el escándalo del Watergate en 1974, el Tribunal Supremo de los EEUU limitó notablemente la capacidad de los mandatarios estadounidenses de recurrir a ese poder para prevenir la entrega de datos al Congreso.