+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ITALIA

La justicia italiana condena a los intermediarios que conseguían chicas menores a Berlusconi

Los acusados han sido sentenciados a entre tres y cinco años de prisión

 

EFE
19/07/2013

El tribunal de Milán ha condenado este viernes a tres amigos de Silvio Berlusconi a siete y cinco años de prisión por considerarles como los intermediarios que le proporcionaban jóvenes para las veladas nocturnas en las casas del político. En total habrían sido unas 30 chicas, tres de las cuales se habían constituido como acusación particular en el proceso y exigían una indemnización. La condena de los tres ha sido por inducción y encubrimiento de la prostitución y en un caso por inducción a prostitución de una menor, Karima el Mahroug, conocida como Ruby, que entonces tenía 17 años.

Los condenados son Emilio Fede, Lele Mora y Nicole Minetti. El primero dirigía un telenoticias del canal Retequattro de Mediaset, de Berlusconi, el segundo tenía una agencia de modelos, hoy quebrada, y la tercera, que en el tribunal declaró su amor por Berlusconi, es actualmente consejera autonómica en el región Lombardía (Milán). Fede y Mora han sido condenados a siete años de cárcel y a la inhabilitación perpetua de cargos públicos. Además, no podrán ocupar nunca en su vida cargos públicos y privados que comporten contacto con menores de edad.

La consejera Minetti, que ha esperado la sentencia en una playa de Ibiza, ha sido condenada a cinco años de prisión por inducción a la prostitución y absuelta por prostitución de menor. La fiscalía había pedido siete años de prisión para los tres.

Falso testimonio

El tribunal ha indicado también a unas 30 personas, entre las que se encuentran Silvio Berlusconi y uno de sus abogados, para que la fiscalía revise si cometieron, en este proceso, el delito de falso testimonio. El juez ha dado la razón a las tres chicas que se constituyeron en acusación particular, por considerar que el asunto les ha perjudicado, imponiendo un proceso civil para evaluar el importe de la indemnización.

El pasado 24 de junio otro tribunal milanés había condenado a Berlusconi a siete años de prisión y al alejamiento por vida de cualquier cargo público. En mayo había sido también condenado a un año de cárcel por revelación de secreto sumarial, en el llamado caso Unipol. El mismo mes, otro tribunal de segunda instancia había ratificado la condena de primer grado a cuatro años de prisión y a cinco de inhabilitación de cargos públicos por estafa fiscal (caso Mediaset). Sobre este último el próximo día 30 se pronunciará el Supremo y en el caso de que confirme la sentencia, la condena será operativa. Sería la primera vez en casi 20 años de procesos contra Berlusconi.