+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SÍMBOLO DE FRANCIA

Macron quiere que la 'baguette' sea patrimonio mundial

El presidente apoya a los panaderos franceses en su petición a la Unesco

 

Baguettes en un concurso, en París. - REUTERS / CHARLES PLATIAU

EL PERIÓDICO
13/01/2018

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha expresado este viernes su apoyo al deseo manifestado por el jefe de la patronal de los panaderos franceses de ver la 'baguette' –esa barra de pan estrecha, alargada y crujiente convertida en un símbolo de la tradición y la idiosincrasia francesas– incluida en el patrimonio mundial inmaterial de la Unesco.

"Francia es un país de excelencia en la elaboración del pan. La 'baguette' es la envidia del mundo entero. Hay que preservar esa excelencia y ese método de elaboración, y por eso debe registrarse como patrimonio", ha declarado el jefe del Estado francés en una recepción a los maestros panaderos celebrada en el palacio presidencial del Elíseo.

320 'BAGUETTES' POR SEGUNDO

Para el presidente de la Confederación Nacional de Panadería y Bollería Francesa (CNPBF), Dominique Anract, la 'baguette', un producto "maravilloso" hecho de harina, agua, sal y levadura, "tendría su lugar legítimo" en el patrimonio mundial. "Junto a la Torre Eiffel, es uno de los principales símbolos franceses", ha añadido en una entrevista con la emisora de radio RTL.

Según datos de la Confederación Nacional, Francia tiene un total de 33.000 panaderías. Las estadísticas concluyen que los franceses consumen unos 10.000 millones de barras de ese crujiente pan al año, lo que equivale a 320 cada segundo. De media, cada francés come 120 gramos diarios de 'baguette', aunque su consumo ha menguado a lo largo de las décadas, pues es tres veces menor a lo que se ingería en 1950.

"La 'baguette' es la vida cotidiana de los franceses y el pan es una historia especial, es el día a día por la mañana, la tarde y la noche para los franceses", ha afirmado Macron.

"Conozco a nuestros panaderos. Han visto que los napolitanos habían logrado que la Unesco inscribiera su pizza como patrimonio de la humanidad y por eso dicen ¿y por qué no la 'baguette'? ¡Y tienen razón!", ha concluido el presidente francés. 

PROTECCIÓN DE LA ONU

El arte del 'pizzaiolo' napolitano que hace bailar la masa en el aire ingresó el pasado mes de diciembre en la lista del patrimonio inmaterial de la humanidad elaborada por la Unesco, después de una "petición mundial" que había sido firmada por dos millones de personas.

La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) adoptó en el 2003 una convención para salvaguardar el patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, y desde entonces un comité elabora una lista de bienes protegidos en la que, por poner algunos ejemplos, figuran la Patum de Berga, las Fallas del Pirineo y las de Valencia, los 'castells', el flamenco, la dieta mediterránea y la cetrería.

Buscar tiempo en otra localidad