+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Homenaje póstumo

Miles de personas asisten al funeral de un veterano de EEUU que no tenía familia

Gracias a los mensajes que circularon con su obituario en las redes sociales, Edward Pearson tuvo un adiós muy emotivo el Cementerio Nacional de Sarasota, en Florida

 

Funeral de Edward Pearson, un veterano del Ejército de EEUU. -

EL PERIÓDICO
02/10/2019

Unas 4.000 personas asistieron al funeral de Edward Pearson, un veterano de las fuerzas armadas estadounidenses cuyo obituario, que indicaba que el hombre no tenía familia cercana, circuló ampliamente en redes sociales.

Según el medio local WTSP, por lo menos 4.000 personas llegaron hasta el Cementerio Nacional de Sarasota, al sur de Tampa y en el oeste del estado de Florida, para la ceremonia de despedida de Pearson, muerto a los 80 años y quien sirvió en el Ejercito entre los años 1962 y 1964.

Invitación formal

Una nota publicada en la web de la funeraria y que fue luego distribuida en redes sociales, daba cuenta de que Pearson, quien recibió ese año 1964 el alta honorable de las Fuerzas Armadas, falleció el pasado 31 de agosto. "Este veterano no tiene familia inmediata, todos son bienvenidos", indicó la nota, que mereció una respuesta abrumadora hoy en el cementerio.

"Soy un veterano. No dejamos a nadie atrás. No tiene familia, pero sí que la tiene", dijo al medio local Wink News David Sheperd, uno de los tantos asistentes al anfiteatro donde se llevó a cabo el funeral y al que asistieron algunas personas que condujeron hasta una hora y media.

Emotiva despedida

Ed Lyons III, el subdirector de este cementerio, que alberga a diario funerales de militares, saludó la abrumadora respuesta de los asistentes y destacó que Pearson tuvo hermanos y hermanas que también fueron miembros del Ejército y que ahora descansará junto a ellos. "Se merece esto", señaló Lyons III, quien también sirvió en la Marina de EEUU.

Las imágenes de los servicios fúnebres, retransmitidas por medios locales, mostraron a miles de asistentes al acto, muchos con uniforme, en una ceremonia con honores militares.