+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Desastre natural

Nuevo alud mata a tres hermanos en Nicaragua a causa del huracán Iota

Las autoridades han advertido que deslizamientos de tierra e inundaciones debido a que los suelos están saturados de agua

 

Este es el segundo derrumbe que ha cobrado múltiples vidas en Nicaragua a causa del huracán Iota. - EFE

EL PERIÓDICO
20/11/2020

Tres hermanos, dos de ellos menores, fallecieron en Nicaragua en un derrumbe provocado por las intensas lluvias del huracán Iota, que ha dejado al menos 21 fallecidos, informó este jueves el Gobierno local.

El alud ocurrió miércoles en el cerro El Puyú, en el municipio de Mulukukú, en la región Autónoma Caribe Norte (RACN), zona que Iota, un huracán de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson de un máximo de 5, atravesó de este a oeste. Ese mismo corredor fue el que atravesó hace 13 días el huracán Eta, similar en potencia, detalló la vicepresidenta Rosario Murillo.

Las víctimas fueron identificadas como Pedro Blandón Reyes, de 22 años, y sus hermanos Adonis, de 15, y Sayda, de 9.

Murillo, quien lamentó lo ocurrido, reveló que el Gobierno de su esposo, el presidente Daniel Ortega, sabía de lo ocurrido desde ayer miércoles, pero no informaron porque estaban "buscando a sobrevivientes".

"Ya con estos hermanos serían 21, los que hemos perdido", dijo Rosario Murillo.

Este es el segundo derrumbe que ha cobrado múltiples vidas en Nicaragua a causa del huracán Iota, y que es informado de forma tardía por las autoridades.

En la víspera Murillo había anunciado la muerte de 9 personas en un deslizamiento de tierra ocurrido un día antes en la Reserva Natural Macizo de Peñas Blancas, situadas en la zona norte de Nicaragua, y que dejó seis sobrevivientes, según los datos oficiales.

Las autoridades del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) han advertido que deslizamientos de tierra e inundaciones podrían ocurrir, debido a que los suelos están saturados de agua, debido a las lluvias acarreadas por los dos ciclones que recién impactaron Nicaragua.