+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

GOLPE DE ESTADO EN EGIPTO

Obama se muestra "profundamente preocupado" por la maniobra del Ejército egipcio

El presidente de EEUU pide a los militares que transfieran "rápidamente" el poder a un Gobierno civil

 

Barack Obama, durante una rueda de prensa, el lunes en Dar Es Salaam (Tanzania). - Foto: EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
04/07/2013

Pocas horas después de que el Ejército egipcio consumara su golpe de Estado y destituyera al presidente Mohamed Mursi, el presidente de EEUU, Barack Obama, se ha mostrado "profundamente preocupado por la decisión de las Fuerzas Armadas egipcias de deponer al presidente Mursi y suspender la Constitución". Como hace el grueso de la prensa norteamericana, Obama no se refiere en ningún momento a la maniobra como golpe de Estado o golpe militar, pero le pide al Ejército que devuelva el poder "rápidamente" a "un Gobierno civil democráticamente elegido" y no caiga en la tentación de arrestar a Mursi o a sus seguidores.

Washington asesora, arma y financia al Ejército egipcio con cerca de 1.600 millones de dólares anuales, aunque no está claro que en estos momentos tan convulsos las palabras de Obama puedan tener alguna influencia. Por si acaso, el presidente sugiere que lo sucedido este miércoles podría tener implicaciones legales para seguir financiando al país. "Dados los acontecimientos, le he pedido a los departamentos y las agencias pertinentes que revisen las implicaciones que podrían tener bajo la ley estadounidense para la asistencia al Gobierno de Egipto", señala el dirigente en un comunicado.

Obama ha insistido en que su país "no apoya a ningún individuo particular o partido político" y que debe ser el pueblo egipcio el que determine el futuro del país. El pasado martes funcionarios estadounidenses señalaron que el islamista Mursi debía atender las demandas de los manifestantes y convocar elecciones anticipadas, pero esas palabras fueron más tarde negadas tajantemente por el Departamento de Estado.

Proceso rápido

Washington parece estar dividido entre sus simpatías hacia los manifestantes y su oposición a bendecir un golpe militar. "La democracia no tiene que ver solo con las elecciones. También versa sobre cómo trabajas con la oposición, cómo tratas a las voces disidentes o a las minorías", dijo Obama el lunes. Un alineamiento semejante se desprende del comunicado de hoy. "Ninguna transición hacia la democracia está exenta de dificultades, pero al final debe ajustarse a la voluntad del pueblo. Lo que buscan y merecen los egipcios es un Gobierno honesto, capaz y representativo", asegura.

En cualquier caso, EEUU les pide a los militares que actúen "con rapidez y responsabilidad para devolver toda la autoridad a un Gobierno democráticamente elegido por medio de un proceso transparente e inclusivo". Es decir, no quieren que el Ejército se eternice pilotando esta segunda transición, como ocurrió con la primera, pero tampoco le dicen que devuelva el poder al Ejecutivo islamista de Mursi. Obama habla solo, y muy ambiguamente, de devolverle la autoridad a "un Gobierno democráticamente elegido".