+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

VISITA A JAPÓN

El papa Francisco reclama el desarme nuclear

Condena el "horror indescriptible" que provocan las armas nucleares en una ceremonia en Nagasaki, bombardeada en 1945. El Pontífice ha recordado a todas las víctimas de las guerras y ha alertado de la "erosión del multilateralismo"

 

El Papa besa a un niño durante una misa en Nagasaki, este domingo. - EFE / EPA / KIMIMASA MAYAMA

EFE
24/11/2019

El papa Francisco ha condenado este domingo el "indescriptible horror" sufrido por las víctimas de las armas nucleares durante una ceremonia en Nagasaki (Japón), ciudad donde, junto a Hiroshima, EEUU lanzó bombas atómicas en 1945. En un contundente mensaje, el Pontífice ha reclamado el desarme nuclear a las potencias implicadas en la carrera armamentística.

Ante los cerca 35.000 fieles que se han congregado en el estadio de béisbol de esta ciudad, Francisco ha señalado que "Nagasaki lleva en su alma una herida difícil de curar, signo del sufrimiento inexplicable de tantos inocentes; víctimas atropelladas por las guerras de ayer pero que siguen sufriendo hoy en esta tercera guerra mundial a pedazos". El Papa ha rezado por todas las víctimas de las guerras, "por todos aquellos que hoy están sufriendo en su carne este pecado que clama al cielo", ha subrayado.

En otra ceremonia, esta en el parque de la Paz de Nagasaki, ante apenas 200 personas, Francisco ha instado a las potencias internacionales a acabar con "el clima de miedo" impuesto por sus "doctrinas nucleares". Ha hecho hincapié en el "horror indescriptible" sufrido por las víctimas. Fueron cerca de 135.000 personas las que fallecieron por la explosión y después por las radiaciones y más de un tercio de la ciudad fue completamente arrasada.

"LAS ARMAS NO SON LA RESPUESTA"

En el hipocentro de aquel desastre, tras recibir flores de supervivientes, el Papa ha subrayado que "la posesión de armas nucleares y de otras armas de destrucción masiva no son la respuesta más acertada a este deseo de paz de las personas y que, es más, parecen continuamente ponerlo a prueba".

Las armas nucleares, ha dicho, "no nos defienden de las amenazas a la seguridad nacional e internacional de nuestro tiempo" y ha añadido: "Lo que es necesario es renunciar al fortalecimiento de un clima de miedo, desconfianza y hostilidad, impulsado por doctrinas nucleares".

"FALSA SEGURIDAD BASADA EN EL MIEDO"

Francisco ha denunciado que nuestro mundo vive "en la perversa dicotomía de querer defender y garantizar la estabilidad y la paz en base a una falsa seguridad sustentada por una mentalidad de miedo y desconfianza, que termina por envenenar las relaciones entre pueblos e impedir todo posible diálogo". Y ha defendido que "la paz y la estabilidad internacional son incompatibles con todo intento de fundarse sobre el miedo a la mutua destrucción o sobre una amenaza de aniquilación total".

El llamamiento del Papa llega en un momento en el los nueve Estados nucleares poseen aún 13.865 armas de ese tipo. Además el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (New START) del 2011 firmado por Estados Unidos y Rusia expirará en el 2021 y aun no se ha iniciado ningún tipo de diálogo. Y Estados Unidos y Corea del Norte continúan sus negociaciones para el desarme de las instalaciones que amenazan la región, pero aún sin resultados.

Ha advertido también el Papa del desmantelamiento "de la arquitectura internacional de control de las armas" y de "una erosión del multilateralismo", que es en su opinión "aún más grave ante el desarrollo de las nuevas tecnologías de armas".