+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El futuro de Europa

El Parlamento británico pide a May que renegocie con Bruselas

Las dos cláusulas propuestas por diputadas laboristas fueron rechazadas por la Cámara. La primera ministra tiene previsto contactar con los líderes europeos para buscar una alternativa

 

Theresa May abandona su residencia en el número 10 de Downing Street, en Londres, ayer. - EFE / NEIL HALL

AGENCIAS
30/01/2019

La primera ministra británica, Theresa May, va a pedir a la Unión Europea renegociar el acuerdo del brexit, según anunció un portavoz de Downing Street. La agencia Reuters señaló que la premier pretendía comenzar ayer mismo a hablar con los líderes europeos tras haber recibido el apoyo del parlamento británico. El Parlamento aprobó una enmienda que urge al Gobierno a negociar con la Unión Europea (UE) una solución alternativa al controvertido mecanismo de salvaguarda para evitar una frontera en Irlanda del Norte después del brexit.

El Parlamento británico rechazó ayer dos enmiendas que urgían al Gobierno a pedir una extensión del plazo para abandonar la Unión Europea (UE) si no se logra ratificar un acuerdo de salida. Las dos cláusulas propuestas por diputadas laboristas fueron rechazadas: por 321 votos frente a 298 la de Yvette Cooper y por 322 contra 290 votos la de Rachel Reeves.

Ambas enmiendas pretendían descartar un brexit sin acuerdo en caso de que el próximo 26 de febrero la Cámara de los Comunes no haya aprobado un texto consensuado con Bruselas.

La enmienda de Cooper había obtenido el respaldo explícito de la dirección del Partido Laborista, así como de algunos diputados conservadores, entre ellos Nick Boles.

«Me preocupa profundamente que el retraso, la deriva del Gobierno y su intención de perseguir unicornios termine finalmente en una salida sin acuerdo por accidente», advirtió Cooper durante el debate parlamentario de esta tarde.

La primera ministra, la conservadora Theresa May, reiteró por su parte su oposición a posponer la ruptura con la Unión: «Un retraso sin tener un plan alternativo es una carretera hacia ninguna parte», esgrimió.

May quiere regresar a Bruselas para renegociar el mecanismo de salvaguarda para Irlanda del Norte, el punto más conflictivo del acuerdo, y tratar de que el Parlamento respalde entonces el texto. La jefa de Gobierno avanzó que el 13 de febrero volverá a la cámara para exponer sus planes si para entonces todavía no ha logrado pactar con Bruselas modificaciones que faciliten la aprobación del acuerdo del brexit. Los diputados volverán a tener entonces la oportunidad de proponer nuevas enmiendas que modifiquen la hoja de ruta del Gobierno.

FRONTERA NORTE / El Parlamento británico aprobó ayer una enmienda que urge al Gobierno a negociar con la Unión Europea (UE) una solución alternativa al controvertido mecanismo de salvaguarda para evitar una frontera en Irlanda del Norte después del brexit. La Cámara de los Comunes respaldó por 317 votos frente a 301 la cláusula propuesta por el conservador Graham Brady, que tenía el apoyo explícito de la primera ministra, la conservadora Theresa May.

El texto de la enmienda insta al Ejecutivo a buscar «arreglos alternativos» al mecanismo de salvaguarda, a pesar de que Bruselas se ha negado hasta ahora a reabrir la negociación sobre el acuerdo. May presionó antes de la votación al sector más euroescéptico de su formación para que respaldara la enmienda y contribuyera así a incrementar la presión sobre la Unión Europea, reacia hasta ahora a ofrecer nuevas concesiones al Reino Unido.

«Esta enmienda me dará el mandato que necesito para negociar con Bruselas un acuerdo que pueda apoyar una mayoría en esta cámara», dijo la jefa de Gobierno durante el debate.

RECHAZO / El pasado 15 de enero, el Parlamento rechazó por un amplio margen el pacto sobre las condiciones de salida al que May llegó con los 27 líderes comunitarios restantes. Tanto los tories euroescépticos como sus socios del norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP) votaron hace dos semanas en contra del pacto al entender que la salvaguarda irlandesa puede dejar al Reino Unido integrado en las estructuras comunitarias durante años en contra de su voluntad.

El diputado conservador Steve Baker, un euroescéptico del partido, reiteró hoy que el mecanismo de salvaguarda «no va a ser aprobado por este Parlamento bajo ninguna circunstancia» y celebró que la primera ministra «lo haya comprendido».