+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

TENSIÓN EN EXTREMO ORIENTE

Pionyang apunta con sus misiles hacia EEUU y Corea del Sur

 

Kim Jong-un observa con unos prismáticos unas maniobras militares en la costa este de Corea del Norte, este lunes. - Foto: KCNA | REUTERS

EFE
26/03/2013

Corea del Norte ha puesto sus misiles y unidades de artillería "en posición de combate", con el punto de mira en EEUU y Corea del Sur, ha informado este martes la agencia estatal KCNA.

El Comando Supremo del Ejército Popular norcoreano "sitúa desde este momento en posición de combate toda su artillería de campaña, incluyendo unidades de misiles estratégicos y de artillería de largo alcance", ha indicado en un comunicado.

La KCNA ha reiterado que las unidades de artillería norcoreanas tienen bajo su punto de mira Corea del Sur, así como el territorio continental de EEUU, Hawai, Guam y otras bases militares del país norteamericano en el Pacífico.

"Mostraremos la dura reacción de nuestro Ejército y pueblo", se añade en la nota, "para salvaguardar a través de acciones militares nuestra soberanía y la más alta dignidad", esta última en referencia al líder del país, Kim Jong-un.

Horas antes, la agencia destacaba que Kim Jong-un había dirigido personalmente ejercicios de defensa con fuego real en la costa este del país.

Respuesta de Seúl
Por su parte, el ministro de Defensa de Corea del Sur, Kim Kwan-jin, ha instado este martes a las tropas a responder con dureza a cualquier agresión, durante el acto de conmemoración del tercer aniversario del hundimiento del buque 'Cheonan', que causó 46 muertos y que Seúl atribuye a Pionyang.

Las recientes acciones de Corea del Norte se engloban en la campaña de amenazas que desde hace dos semanas lleva a cabo el país y que ha incluido desde promesas de ataques nucleares preventivos a Corea del Sur y EEUU hasta ejercicios militares y considerar nulo el armisticio de la Guerra de Corea (1950-53).

Demostración de fuerza
Con esta escalada belicista, considerada por expertos surcoreanos una demostración de fuerza sin intenciones de realizar un ataque real, el Norte pretende dar respuesta a las sanciones que la ONU impuso a principios de mes al país comunista por su última prueba nuclear de febrero.

La campaña de amenazas también responde a las maniobras militares que Seúl y Washington llevan a cabo estos días en territorio surcoreano, y que Piongyang considera ensayos de ataques nucleares preventivos a su país.

EEUU, que mantiene unos 28.500 soldados en Corea del Sur, se compromete desde la Guerra de Corea (1950-53) a defender a su aliado de cualquier hipotética agresión del Norte.