+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ORIENTE PRÓXIMO

Protestas en Gaza y Cisjordania contra el acuerdo entre Israel y los Emiratos

La ONU, la UE y varios países de Oriente Próximo como Jordania, Egipto o Bahréin celebran el restablecimiento de las relaciones diplomáticas. Turquía e Irán lideran la oposición al pacto por ser una "traición" a las aspiraciones palestinas

 

Manifestantes palestinos queman la bandera de EAU en la ciudad de Yata cerca de Hebrón. - ABED AL HASHLAMOUN (EFE)

ANDREA LÓPEZ-TOMÀS
14/08/2020

Cientos de palestinos se han congregado en diferentes ciudades de Gaza y Cisjordania en rechazo al acuerdo entre Emiratos Árabes Unidos (EAU) e Israel. Mientras la ONU lidera los apoyos al pacto entre ambos países, Turquía e Irán encabezan las críticas por ser una "traición" a las aspiraciones palestinas. El acuerdo para el restablecimiento de sus relaciones diplomáticas, haciendo de EAU el tercer país árabe en oficializar su acercamiento a Israel, ha recibido apoyos de distintos puntos del globo que van desde la Unión Europea, pasando por Francia y Alemania, a la región de Oriente Próximo, entre los que destacan Omán, Jordania, Egipto y Bahréin, y también Japón.

"Palestina no está a la venta", cantaban los palestinos en Gaza capital. "Palestina hoy declara la unidad de su posición y la solidez de su unidad", ha expresado Mushir al Masri, líder de Hamás, que gobierna de facto la Franja desde el 2007. El pacto, que Masri calificó de "caída de las máscaras", se anunció este jueves y fue logrado con la mediación del presidente estadounidense, Donald Trump. "El liderazgo pide a EAU que se retracte inmediatamente del vergonzoso anuncio", ha declarado la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), que describió el pacto como un "asalto a los derechos de los palestinos" y un "acto de traición".

Desde Naciones Unidas, el acuerdo ha sido celebrado por su secretario general, António Guterres, que lo considera "una oportunidad" para retomar el diálogo israelopalestino. "La paz en Oriente Próximo es más importante que nunca, en un momento en el que la región se enfrenta a la grave amenaza del covid-19 y de la radicalización", ha añadido su portavoz, Stéphane Dujarric. A su vez, Omán ha destacado la "esperanza" de que este paso "contribuirá a lograr una paz global, justa y duradera en Oriente Próximo que esté al servicio de las aspiraciones de los pueblos de la región". El sultanato de Omán con una postura neutral en el golfo Pérsico no integra el eje anti-iraní liderado por Arabia Saudí y del que forma parte EAU.

ANEXIÓN "SOBRE LA MESA"

Jordania, en relaciones diplomáticas con Tel-Aviv desde 1994, ha asegurado que el acuerdo traerá la paz sólo si es un "incentivo para acabar con la ocupación" israelí de los territorios palestinos y si lleva a la creación de un Estado para ellos. Por su parte, desde Egipto, primer país árabe en establecer relaciones con Israel en 1979, su presidente Abdelfatah al Sisi ha felicitado por teléfono al príncipe heredero de Abu Dabi, Mohamed bin Zayed al Nahyan, por este "paso de paz histórico" con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

"Beneficia a ambos y es importance para la estabilidad regional", ha celebrado Josep Borrell, el alto representante de la UE para Política Exterior en Twitter. Borrell ha calificado de "paso positivo" la decisión de suspender la anexión de Cisjordania, y ha animado a Israel a "abandonar" definitivamente esos planes. Netanyahu ha reconocido que aceptó aplazar la anexión del territorio palestino pero que estos planes "siguen sobre la mesa". "No ha habido ningún cambio en mi plan para extender la soberanía, nuestra soberanía en Judea y Samaria, en completa coordinación con Estados Unidos", ha aclarado el líder israelí usando los nombres bíblicos para referirse a la Cisjordania ocupada.

Por el otro lado, Turquía e Irán lideran la oposición al acuerdo. "No es creíble presentar el acuerdo trilateral como un apoyo a la causa palestina", ha señalado el Ministerio turco de Exteriores, que añade que "EAU ignora así la voluntad palestina". EAU "intenta presentarlo como un sacrificio por Palestina mientras traicionan su causa" ya que no "no tiene autoridad" para negociar en nombre de los palestinos, ha añadido alineándose a las críticas de la OLP. Este acuerdo supone "una puñalada por la espalda a los palestinos y a los musulmanes", ha criticado el Gobierno iraní. A su vez, lo ha calificado de "estupidez estratégica" ya que, a su juicio, fortalecerá la oposición regional a Tel-Aviv encabezada por Irán e integrado por Siria y grupos como el palestino Hamás y el libanés Hizbulá.