+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

rearme de teherán

El régimen iraní presenta un nuevo sistema de defensa aérea

 

EL PERIÓDICO TEHERÁN
23/08/2019

Las autoridades iranís presentaron ayer un nuevo sistema de defensa aérea de fabricación local llamado Bavar 373, que puede usar tres tipos de misiles para alcanzar objetivos a diferentes altitudes y distancias. El sistema, capaz de detectar hasta 100 blancos de forma simultánea, se dio a conocer durante una ceremonia en Teherán con motivo del Día Nacional de la Industria Defensiva, en la que estuvo presente la cúpula castrense y el presidente iraní, Hasan Rohaní, quien lanzó un duro mensaje a Estados Unidos. «No habrá seguridad en el mundo» mientras Washington no tenga una política lógica», ya que ante la presión «hay que usar la fuerza», dijo el mandatario.

«Lógica con lógica y fuerza ante la fuerza», agregó Rohaní en un discurso televisado, en el que insistió en que «la seguridad se logra cuando se respetan los derechos de los otros países y sus intereses» y que si la otra parte utiliza la fuerza «no sirve el diálogo». «En estas condiciones es imposible y nosotros tenemos que movilizarnos contra nuestros enemigos porque ellos no aceptan la lógica», dijo el mandatario, aludiendo a la fuerza naval y aérea que EEUU ha desplegado en el golfo Pérsico.

El viceministro iraní de Defensa, el general Qasem Qureishi, explicó que la capacidad de alcance del Bavar 373 es de 300 kilómetros. Se trata de un sistema móvil de lanzamiento vertical utilizado principalmente para la defensa aérea en buques de guerra que puede detectar y atacar blancos a hasta 65 kilómetros de altura.

AMENAZAS / Según argumentó el titular de Defensa, Amir Hatamí, la república islámica refuerza así sus capacidades militares para defenderse ante «amenazas extranjeras». Hatamí también destacó los logros defensivos alcanzados pese a las sanciones, en alusión al embargo armamentístico impuesto al régimen de los ayatolás que debe acabar en el año 2020 y que ha forzado a Irán a desarrollar a nivel interno esta industria.