+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ABUSOS SEXUALES EN EL EJÉRCITO

Una senadora de EE UU denuncia que fue violada en el Ejército por uno de sus superiores

Martha McSally asegura que fue ignorada cuando trató de compartir su experiencia

 

La senadora Martha McSally este miércoles en el Senado. - AFP

Ricardo Mir de Francia
07/03/2019

Yo también soy una superviviente de abuso en el Ejército, pero a diferencia de otros valientes supervivientes no denuncié mi asalto sexual. Como muchas otras mujeres y hombres no confiaba por entonces en el sistema. Con rostro serio, pero sereno y un deje de indignación acentuado cada vez que se refirió a sus superiores, la senadora por Arizona, Martha McSally, reveló el miércoles en el Congreso que ella también es una de las víctimas de la plaga de abusos sexuales que impera en el Ejército estadounidense, un problema que sigue sin resolverse pese a la atención política y mediática que el asunto ha acaparado en los últimos años. McSally no llegó a dar nombres, pero dijo que fue violada por uno de sus superiores e ignorada cuando compartió lo sucedido con sus colegas. Me sentí como si el sistema me estuviera violando una vez más, apostilló.

McSally sirvió durante 26 años en la Fuerza Aérea, donde fue la primera mujer en pilotar aviones en misiones de combate. Antes de abandonar la carrera militar demandó demandó al Departamento de Defensa por una normativa que obligaba a las mujeres militares estacionadas en Arabia Saudí a ponerse la abaya cada vez que salían del perímetro de las bases. En la demanda, sus abogados sostuvieron que esas regulaciones equivalían a enviar el mensaje de que las mujeres están subordinadas a los hombres. McSally ganó el juicio y cuatro años después de abandonar el Ejército en 2010 llegó al Congreso, donde sirvió inicialmente en la cámara baja y desde el año pasado en el Senado.

Su declaración ante el Comité de las Fuerzas Armadas dejó a muchos petrificados porque hasta entonces McSally nunca había revelado públicamente su experiencia. Me culpé a mí misma, estaba avergonzada y confundida y, aunque creía ser fuerte, me sentí impotente, afirmó durante la comparecencia. La senadora explicó que guardó silencio durante muchos años hasta que el escándalo empezó a aflorar en los medios, momento en el que decidió revelar su historia a algunas personas dentro del Ejército. Me quedé horrorizada al ver la respuesta que recibí al tratar de compartir mi experiencia.

Según datos oficiales del Pentágono, el año pasado se denunciaron 6.769 casos de abusos sexuales en el Ejército, un 10% más que en 2017. Aproximadamente, cuatro de cada cinco víctimas fueron mujeres. De todos aquellos que denunciaron, casi el 60% dijo haber sufrido represalias de sus superiores o compañeros, una circunstancia que revela las tremendas dificultades que enfrentan las víctimas.