+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ORIENTE PRÓXIMO

La tensión se dispara en la frontera israelo-libanesa tars el intercambio de ataques entre Israel y Hezbolá

El movimiento chií del Líbano dispara misiles antitanque contra una base militar y un blindado israelís y asegura haber matado a soldados. El Ejército israelí reconoce haber llevado a cabo acciones militares en el sur del país árabe y no confirma haber sufrido bajas

 

Vehículos de la fuerza de Naciones Unidas en el Líbano circulan por una carretera paralela a la frontera con el Líbano, este domingo. - ALI DIA (AFP)

ANA ALBA
01/09/2019

El grupo chií libanés Hezbolá ha disparado este domingo varios misiles antitanque guiados contra una base del Ejército israelí y contra al menos un vehículo militar en el norte de Israel, en la frontera con el Líbano, según ha confirmado un portavoz militar israelí en un comunicado en el que no se mencionan muertos ni heridos.

No obstante, el brazo armado del grupo chií, la Resistencia Armada, que ha asumido la responsabilidad del ataque, ha informado en un comunicado de que a las 16.15 horas (las 13.15 GMT), una de sus células "ha golpeado a un vehículo blindado israelí cerca de Avivim y ha matado y herido a los que iban dentro". El bombardeo se ha producido cerca de la comunidad de Avivim en la región de la Alta Galilea, en el norte de Israel.

Hezbolá ha indicado que ha sido en respuesta a un ataque aéreo con drones (aviones no pilotados), lanzado por Israel el sábado por la noche, que mató a miembros de Hezbolá y a un miliciano iraní. Según Israel, el bombardeo pretendía acabar con un complot liderado por Irán para atacar el norte de Israel.

El Ejército israelí ha explicado que ha respondido a los ataques de hoy y ha bombardeado "a las fuentes de los lanzamientos (de proyectiles) y a objetivos en el sur del Líbano". Medios libaneses han informado de que el Ejército israelí estaba bombardeando sitios cercanos a la ciudad fronteriza libanesa de Marun al Ras.

LLAMAMIENTO A ABRIR REFUGIOS EN EL NORTE

Las fuerzas israelís han llamado hoy a todas las comunidades situadas a menos de cuatro kilómetros de la frontera libanesa a abrir sus refugios antiaéreos y ha pedido a los residentes que eviten acercarse a la valla de seguridad de la frontera y no viajen por carreteras abiertas cercanas a la misma.

Residentes de Avivim y Yiron, a un kilómetro de la frontera con el Líbano, han explicado que han oído explosiones y que todos los vecinos se encuentran en los refugios antiaéreos o en las habitaciones refugio que suele haber en muchos edificios de Israel.

El Ejército israelí ha confirmado esta mañana, antes de que empezaran los ataques de Hezbolá, que se habían iniciado diversos incendios en el área de la Granja de Bastra, en la frontera entre Israel y el Líbano, a causa de acciones militares israelís en la zona, pero no ha dado detalles de la naturaleza de las mismas.

El canal de televisión Al Manar, afín al movimiento chií libanés Hizbulá, ha señalado que el Ejército israelí ha atacado con artillería una zona de la frontera y otras informaciones han apuntado que se han producido explosiones en un bosque cercano a la Granja de Bastra, después de que unos drones (aviones no tripulados) sobrevolaran ese área.

ADVERTENCIAS DEL LÍDER DE HEZBOLÁ

El intercambio de fuego entre Israel y Hezbolá se ha producido un día después de que el líder de este movimiento, Hasan Nasrala, advirtiera de que su grupo tomaría represalias contra Israel por los ataques con drones que presuntamente lanzó la semana pasada en Beirut y que dañaron una oficina del grupo chií en un barrio del sur de Beirut.

Nasrala afirmó ayer que Hezbolá podría atacar a Israel "en todos los lugares posibles a lo largo de la frontera". El Ejército israelí ha reforzado sus posiciones en la líne divisoria con el Líbano y Siria durante el fin de semana debido a la probabilidad de que el movimiento de Nasrala llevara a cabo un ataque.

El Gobierno israelí contemplaba la posibilidad de que Hezbolá atacara, pero fuentes del grupo habían revelado que no está interesado en desencadenar una guerra.

No obstante, las fuerzas de seguridad israelís se preparaban para la posibilidad de una serie de ataques que condujeran a un bombardeo más amplio en el sur del Líbano, en vísperas de las elecciones generales israelís del 17 de septiembre.

Israel ha desplegado baterías de defensa aérea en el norte y ha ordenado que se cierre el espacio aéreo cerca de la frontera norte. La armada se prepara para posibles ataques contra buques israelís.