+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Comicios en el país nórdico

La ultraderecha amenaza la victoria socialdemócrata en Finlandia

Con un 90% escrutado, el SPD volvería a ser la fuerza más votada del país tras dos décadas . Verdaderos Finlandeses se queda a menos de un punto de arrebatarle la victoria a los socialistas

 

Antti Rinne, líder del partido socialdemócrata, ayer en el Parlamento finés a la espera de conocer los resultados definitivos. - AP

EL PERIÓDICO epextremadura@elperiodico.com HELSINKI
15/04/2019

La virtual victoria de los socialdemócratas en Finlandia tiene un sabor agridulce. Pese a ser la fuerza más votada 20 años después, la tremenda pujanza de la ultraderecha les deja solo a un escaño por encima de los ultras. El partido encabezado por Antti Rinne (SDP) logra un 18,1% de apoyos frente a los 17,6% de la extrema derecha del partido Verdaderos Finlandeses con el 90% de votos escrutados.

La victoria socialdemócrata también se debe a la caída en picado del Ejecutivo saliente, formado por un tripartito entre liberal-conservadores y la extrema derecha. Así, el Partido de Centro del hasta ahora primer ministro Juha Sipilä ha sufrido un duro batacazo al obtener un 15% de los sufragios, según los resultados provisionales, lejos del 21,1% que 2015 le permitió encabezar el gobierno. La otra pata liberal del gobierno, el Partido de Coalición Nacional, parece salvar los muebles con una ligera caída del 1,5%. El 16,3% obtenido les abriría la puerta a poder entrar en un futuro gabinete.

La agenda de austeridad impulsada por Helsinki, con recortes de 4.000 millones de euros que han afectado la educación, la seguridad social y la sanidad, se ha pagado cara en uno de los países donde el Estado del bienestar está más arraigado.

Mejora de la izquierda / Así, en un escenario poco común en Europa, los votantes han recompensado a los partidos de izquierda que han hecho campaña contra el cambio climático y la desigualdad a base de un mayor gasto social e impuestos. Por un lado, los Verdes han crecido hasta el 10,6% de los votos mientras que la socialista Alianza de Izquierda lo ha hecho un 8,7%, situándose como quinta y sexta fuerza respectivamente y registrando aumentos de 2,1 y 1,5 puntos.

A diferencia de sus vecinos nórdicos, en Finlandia los gobiernos en minoría no son usuales. Con hasta ocho partidos en el hemiciclo y una mayoría necesaria de 101 diputados, se esperan coaliciones entre tres o más formaciones, algo que debido a las diferencias ideológicas entre ellos se antoja complicado.

Vencedores de estos comicios, los socialdemócratas deberán iniciar unas negociaciones que muy probablemente se solaparán con las elecciones europeas del próximo 26 de mayo. Varios analistas señalan la posibilidad de que para su próximo ejecutivo cuenten con la Coalición Nacional, los Verdes y los liberales del Partido Popular, que han obtenido un 4,8%. Aunque la mayoría de partidos rechaza cualquier negociación con la ultraderecha, su aún relevante fuerza será difícil de obviar.

Sin incidentes / Los finlandeses acudían ayer a las urnas para votar en las elecciones parlamentarias que se celebraban en el país nórdico, en una jornada fresca marcada por la ausencia de incidentes y que previsiblemente abrirá la puerta a un cambio de gobierno.

Los colegios electorales de Finlandia, repartidos en trece distritos, abrieron sus puertas a las 09.00 hora local (06.00 GMT) para que los votantes elijan a los 200 diputados que compondrán el próximo Eduskunta (Parlamento unicameral) y las cerraron a las 20.00 horas (17.00 GMT).

Como es habitual, la bandera finlandesa ondea en los edificios de todo el país, algo reservado para las fiestas nacionales y otras fechas señaladas, como la celebración de elecciones, en homenaje a la democracia. Aunque en Finlandia no se avanzan los datos de participación mientras los colegios permanecen abiertos, ayer los analistas calculaban que esta podría superar la registrada en las pasadas legislativas, cuando votó el 67 % de los electores.

Más de 4,5 millones de votantes estaban convocados a participar en estos comicios, a los que concurren 2.468 candidatos de 19 partidos y movimientos políticos de muy diversa índole.

El sondeo más reciente, publicado por la televisión nacional YLE, pronosticaba la victoria del opositor Partido Socialdemócrata (PSD), que obtendría el 19 % de los votos, seguido de la formación ultraderechista Verdaderos Finlandeses, también en la oposición, con el 16,3 %.

A continuación se situarían los dos principales partidos gubernamentales, el conservador Kokoomus del titular de Finanzas Petteri Orpo, con el 15,9 %, y el liberal Partido de Centro del primer ministro Juha Sipilä, que caería a la cuarta posición con el 14,5 %.

Según el mismo sondeo, los Verdes serían el partido que más aumenta su apoyo popular y cosecharían el 12,2 % de los votos, 3,7 puntos más que en 2015, aunque se mantendrían como quinta fuerza del país nórdico. También crecería Alianza de Izquierdas, una formación clave para que pudiera haber un gobierno de coalición progresista en el país nórdico.