+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CRISIS POLÍTICA EN EL PAÍS SUDAMERICANO

La vicepresidenta de Perú renuncia al cargo

Aráoz descarta así asumir la presidencia interina del país que le encargó el Congreso tras la disolución del Parlamento La dirigente espera que la decisión "conduzca a elecciones generales en el más breve plazo por el bien del país"

 

La hasta ahora vicepresidenta de Perú, Mercedes Aráoz. - EUROPA PRESS

EL PERIÓDICO
02/10/2019

Mercedes Aráoz ha renunciado a la vicepresidencia de Perú y a la presidencia interina del país que le encargó el Congreso, tras la disolución del Parlamento dispuesta por el mandatario peruano, Martín Vizcarra. Por medio de una carta difundida en su cuenta de Twitter, Araóz se dirigió al titular del disuelto Parlamento, Pedro Olaechea, para informarle sobre su renuncia irrevocable al cargo de segunda vicepresidenta de la República argumentando que "se ha roto el orden constitucional" en el país.

Aráoz agregó que espera que su renuncia "conduzca a la convocatoria de elecciones generales en el más breve plazo por el bien del país".

El Ejecutivo anunció el lunes que la elección del nuevo Parlamento será el 26 de enero del 2020, dentro de cuatro meses, tal como lo estipula la Constitución Política en el caso de una disolución del Legislativo. Vizcarra se mantiene en la presidencia de Perú y analiza la recomposición de su gabinete ministerial tras la renuncia del anterior primer ministro, Salvador del Solar.

MEDIDA CUESTIONADA

La también legisladora Aráoz explicó en su misiva que declina el encargo que le confirió el Parlamento después de aprobar el lunes la suspensión de las funciones de Vizcarra por "incapacidad moral".

Asimismo, añadió que, ante la invocación de la Organización de Estados Americanos (OEA) para que el Tribunal Constitucional dirima la constitucionalidad de la medida anunciada por Vizcarra, considero que "no hay las condiciones mínimas para ejercer el encargo" que le dio el Congreso.

En las últimas horas, Aráoz evitó el contacto público, tras su cuestionada juramentación como presidenta interina, pero ofreció entrevistas a medios extranjeros en las que reconoció que su encargo era una salida política a la crisis entre ambos poderes del Estado.