+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SALUD Y BIENESTAR

Las alergias y sus misterios

 

Las alergias y sus misterios -

Por el DOCTOR VÍCTOR VIDAL, INSPECTOR MÉDICO DEL INSS
19/05/2019

A unque las causas no están claras, los efectos del hombre sobre el ambiente y el exceso de higiene son algunos de los factores que podrían estar relacionados con el incremento de alergias en los países desarrollados. Cerca del 60% de todas las enfermedades alérgica afectan a las vías respiratorias. Alrededor de 6 millones de ciudadanos españoles padecen de rinitis alérgica y casi 3 millones de asma. Parece entonces ser un tema preocupante.

La palabra alergia viene del griego, de las palabras griegas alos y ergos. Alos quiere decir otro, diferente, extraño. Ergos quiere decir reacción. Alergia quiere decir reacción diferente, otra reacción, reacción extraña, porque las personas con alergia tienen reacciones diferentes a los personas sin alergia. Pero también podemos darle otro sentido, el de reacción frente a lo diferente, frente a lo otro, frente a lo extraño, porque la alergia es una reacción frente a sustancias extrañas al organismo, sustancias externas y diferentes a los componentes propios del organismo de cada uno.

¿Qué es?

La alergia es una reacción de defensa del organismo contra sustancias externas que penetran en el cuerpo. Esas sustancias pueden penetrar por el aparato digestivo (alimentos, medicamentos), por el aparato respiratorio (inhalantes), absorbidas por la piel (contactantes), o atravesando la piel (inyecciones, picaduras). El sistema inmune del cuerpo reconoce esas sustancias como extrañas e intenta neutralizarlas.

Las personas que no presentan alergia también las reconocen como extrañas, pero su organismo las neutraliza sin dañarse a sí mismo, mediante mecanismos llamados de tolerancia.

Las personas con alergia las intentan neutralizar por mecanismos que se vuelven dañinos contra el propio organismo, y causan los síntomas propios de alergia e incluso pueden llegar a provocar un shock anafiláctico.