+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Alexandra Grant

Esta novia sí que tiene arte

 

PAREJA OFICIAL. Alexandra Grant y Keanu Reeves, en la imagen de la izquierda, en la gala celebrada en Los Ángeles donde se visibilizó su relación.LA ARTISTA Y LA OBRA. La creadora - AFP / FRAZER HARRISON

PAREJA OFICIAL. Alexandra Grant y Keanu Reeves, en la imagen de la izquierda, en la gala celebrada en Los Ángeles donde se visibilizó su relación.LA ARTISTA Y LA OBRA. La creadora - AFP / FRAZER HARRISON

POR jUAN FERNÁNDEZ
17/11/2019

En un mundo en el que las noticias van y vienen a la velocidad de la red, una novedad ha logrado (casi) lo imposible: copar la prensa rosa durante días. Keanu Reeves, poco dado a airear su vida privada ante las cámaras y con 55 años recién cumplidos, ha paseado por una alfombra roja por primera vez a una pareja. ¿Quién es ella? Se trata de Alexandra Grant, artista de 47 años que, a pesar de ser anónima para el gran público, es una figura conocida y reconocida en el mundo de la artes plásticas.

Originaria del estado de Ohio, en su infancia vivió en Francia, México y España. Gracias a estas experiencias es políglota y, seguramente, contribuyeron a moldear su mente creativa. Precisamente, el trabajo de Grant se centra en el uso del lenguaje verbal y del texto para la creación de obras en distintas ramas, como la escultura, la pintura, la fotografía o incluso el cine. Su perfil de Instagram, donde cuenta con más de 60.000 seguidores, y su web (alexandragrant.com), dan buena cuenta de su multipremiado trabajo, que ha sido expuesto en galerías y museos de todo el mundo, incluido el MoMA. Sus últimas series representan pintura e instalaciones en neón con reflexiones que alternan inglés y castellano.

Diplomada en Historia del Arte y en pintura por diferentes universidades de prestigio de Estados Unidos, y tras conseguir una beca de The Pollock-Krasner Foundation, Grant se instaló en Los Ángeles (su primera exposición tuvo lugar en el 2007, en el Museo de Arte Contemporáneo de esa ciudad), donde ha podido colaborar con figuras influyentes de la cultura, de la talla del escritor Michael Joyce o de la filósofa Hélène Cixous. De hecho, así fue conoció a Reeves.

Colaboración

Hace una década trabajaron en el libro Ode to happiness. Él escribía los textos y ella los ilustraba. Una colaboración que repitieron años mas tarde en Shadows, antes de dar un paso más allá y crear en el 2017 el sello editorial X Artist’s Books, que publica libros de arte selectos disponibles en librerías especializadas de todo el mundo. Según sus allegados, sus pasiones comunes por la literatura y la filantropía (el intérprete de Matrix lidera una organización para la investigación contra el cáncer infantil y Grant fundó GrantLOVE Project, que comercializa obras de arte de artistas para financiar a otros) les llevaron a compartir más tiempo hasta que saltó la chispa hace unos años. Pese a ello, la relación que ha devuelto la sonrisa a Reeves solo se ha descubierto ahora tras una vida nada fácil: su padre le abandonó; su madre tuvo que ganarse la vida como estríper; su hermana enfermó de leucemia; su mejor amigo, River Phoenix, murió por sobredosis; y junto a la que era su novia en los 90 no solo perdieron a su bebé en el parto sino que ella falleció en un accidente de tráfico poco tiempo después.

Chismes machistas

Por desgracia, no ha sido la aportación de Grant a las artes ni la felicidad de la pareja lo que ha hecho correr ríos de tinta tras conocerse la noticia de su relación, sino numerosos chismes machistas y denigrantes.

Si algunos se burlaban del aspecto de Grant (luce natural y no esconde su pelo canoso), otros se preguntaban cómo Reeves había podido enamorarse de una mujer cuya estética está tan alejada de los habituales estándares hollywoodienses. Corrió también el sorprendente rumor de que, dado el parecido –más que razonable– entre la artista plástica y Helen Mirren, ambas eran parientes. La respuesta es no. Lo confirmó la propia actriz británica, que aseguró sentirse muy «halagada» por la confusión con la prestigiosa creadora.